Bienvenida   >  Vitaminas  >  El riesgo de insuficiencia...
15-10-2018

El riesgo de insuficiencia de vitamina D3 es especialmente frecuente al final del invierno: actúe ahora

vitamina D3 Desde hace quince años, numerosos estudios clínicos muestran que el consumo de dosis apropiadas de vitamina D posiblemente tiene efectos benéficos mucho más importantes de lo que se pensaba. Un estudio publicado en el Bulletin Epidémiologique Hebdomadaire (BEH) (Boletín Epidemiológico Semanal) muestra que en Francia, más de tres cuartas partes de la población presenta una insuficiencia de vitamina D y el 5% tienen un déficit grave de la misma.

Los autores del estudio, Michel Vernay y Cols. (Unité de surveillance et d'épidémiologie nutritionnelle (Usen) (Unidad de Vigilancia y de Epidemiología Nutricional), Institut de veille sanitaire (InVS) (Instituto de Vigilancia Sanitaria), Universidad de París 13, Bobigny, Francia) recuerdan que si bien la falta de vitamina D, «no va generalmente acompañada de signos clínicos de osteomalacia, no obstante podría constituir un factor de riesgo de anomalías óseas, de osteoporosis y de enfermedades crónicas como los cánceres y las enfermedades cardiovasculares y disinmunes." Otra informaciones indican que ésta posiblemente ayuda a mantener la fuerza física de las personas mayores y a protegerlas contra las caídas. Posiblemente también disminuye la prevalencia de los síndromes metabólicos.

La vitamina D es una vitamina liposoluble que se encuentra en los alimentos pero que el organismo también puede fabricar después de verse expuesto a los rayos ultravioletas del sol. En efecto, la radiación solar desencadena la síntesis de la vitamina D en una región profunda de la piel, a partir del deshidrocolesterol, el precursor inmediato del colesterol. La vitamina D existe en una docena de variantes que se distinguen por un índice numérico. Las vitaminas D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol) son las más activas del organismo. También existen numerosos derivados: tres de ellos, unos esteroides, desempeñan una función especialmente importante: el 25(OH)D o calcidiol, el 1,25(OH)2D o calcitriol y el 24,25(OH)2D.
La vitamina D de origen alimentario se absorbe con las grasas en el intestino delgado; ésta se une a continuación a la circulación general. La vitamina D formada por exposición de la epidermis a los rayos del sol pasa directamente a la sangre. En el hígado, la vitamina D2 y la vitamina D3 se convierten en 25-hidroxi-vitamina D, la principal forma circulante de la la vitamina D. La conversión en su forma activa, la 1,25-dihidroxi-vitamina D, se produce en los riñones.
En los suplementos nutricionales, se encuentra la vitamina D en las dos formas D2 et D3. La vitamina D2 parece no tener más que entre el 20 y el 40% de la eficacia de la vitamina D3 para mantener las concentraciones séricas de 25-hidroxi-vitamina D porque ésta se degrada más rápidamente en el organismo.

Una carencia de vitamina D en el 80 % de las personas adultas de Francia.

Se han hecho análisis con 1.587 adultos que no tomaban medicamentos con vitamina D. La concentración media en 25(OH)D era de de 23,0 ng/ml [22,3-23,6]. Una muestra de sangre permitió dosificar la 25-hidroxi-vitamina D sérica (25(OH)D), forma circulante de la vitamina D. La insuficiencia de vitamina D correspondía a una concentración media de 25(OH)D <30 ng/ml, el déficit “entre moderado y grave” a una concentración media de 25(OH)D <20 ng/ml y el déficit “grave” a una concentración <10 ng/ml.
En total, el 80,1% [77,0-82,8] de los adultos presentaron una insuficiencia de vitamina D, el 42,5% [39,1-45,9] un déficit entre moderado y grave, y el 4,8% [3,6-6,3] un déficit grave.
El riesgo de insuficiencia de vitamina D era especialmente frecuente al final del invierno y al principio de la primavera.

Seguridad de la D

La vitamina D es generalmente bien tolerada por los adultos, a dosis diarias que podían llegar hasta las 2.000 UI. Varias investigaciones indican que ésta podría incluso utilizarse sin riesgo y sin efectos secundarios hasta las 10 000 UI diarias, mientras que las autoridades sanitarias han fijado la dosis de seguridad en 1.000 UI/j. Ésta es la conclusión presentada por un equipo de investigadores después de haber examinado 21 estudios y ensayos clínicos bien concebidos realizados con personas con dosis muy superiores a las recomendadas por las autoridades sanitarias. En Francia, la Agence française de sécurité sanitaire (Afssa) (Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria) estima que a una persona adulta le basta con 200 UI de vitamina D para estar saludable (entre 400 y 600 UI para las personas mayores) mientras que los científicos están convencidos de que las necesidades se acercan a las 1.000 UI al día.
Encargar los nutrientes citados en este artículo
Vitamin D3 5000 UI

Forma biodisponible de la vitamina D3 para una absorción óptima

www.supersmart.com
Vitamin D3 1 000 UI

1000 UI diarias son necesarias como mínimo para las personas con buena salud.

www.supersmart.com
Vitamin D3 Spray 2000 IU

En su forma más absorbible para prevenir las enfermedades crónicas.

www.supersmart.com
Descubre también
10-04-2019
Vitamina C: ¿Tenía razón Linus Pauling?
¿Confiaría usted en un hombre que ha recibido dos premios Nobel en dos categorías diferentes a lo largo de su vida? Es muy probable que...
Mas info
28-06-2017
Nutrición: ¿cómo alimentar bien a su cerebro?
Nuestro cerebro, auténtico centro de control de nuestro sistema nervioso central, debe procesar diariamente millones de informaciones. Ante este flujo permanente de datos, este órgano...
Mas info
30-04-2018
Unos investigadores descubren por qué el organismo...
Un estudio recientemente publicado en The Journal of the American Osteopathic Association muestra que la vitamina D no puede ser utilizada por el organismo correctamente...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar