Bienvenida   >  Fitonutrientes  >  La betacriptoxantina, una excelente...
18-12-2016

La betacriptoxantina, una excelente fuente de vitamina A para el organismo

Criptoxantina La beta-criptoxantina, también denominada criptoxantina, es un pigmento natural que se encuentra especialmente en algunas frutas y verduras. Por ejemplo se encuentra en la mandarina, la naranja o la papaya. Desconocida durante mucho tiempo, la betacriptoxantina ha suscitado el interés de los investigadores recientemente por todo el mundo. En efecto, este pigmento presenta una estructura semejante al betacaroteno, otro pigmento natural que se conoce a menudo por su presencia en las zanahorias. Ampliamente documentado en la literatura científica, el betacaroteno debe su reputación tanto a sus propiedades antioxidantes como a su función como precursor de la vitamina A. Su acción es todavía más importante si se tiene en cuenta que la vitamina A está implicada en muchas funciones del organismo. Por eso es por lo que el parecido de la betacriptoxantina con el betacaroteno se estudia mucho actualmente y presenta un gran interés preventivo y terapéutico.

La betacriptoxantina, un potente carotenoide

Además de presentar una estructura química semejante, la betacriptoxantina y el betacaroteno pertenecen a la misma familia de moléculas. Producidos de forma natural por muchos vegetales, éstos son conocidos por su acción en la fotosíntesis y su función colorante. En efecto, los carotenoides son pigmentos naturales responsables del color rojo, naranja, amarillo o verde de algunas frutas y verduras, así como de algunas plantas y algas. En consecuencia, consumimos regularmente carotenoides. Se contabilizan más de cincuenta. Su asimilación resulta por otra parte especialmente interesante con varios efectos protectores para el organismo. Sin embargo, no todas estas sustancias tienen las mismas propiedades, la misma biodisponibilidad y la misma eficacia. A este respecto, se distinguen especialmente dos subfamilias entre las que se encuentran los carotenos, representados por el betacaroteno, y la subfamilia de los xantófilos, a la que pertenece la betacriptoxantina. Entre estas subfamilias, la betacriptoxantina constituye un potente carotenoide con beneficios innegables para el buen funcionamiento del organismo.

Un alto poder antioxidante

Los carotenoides son conocidos por sus propiedades antioxidantes, de ahí el interés preventivo y terapéutico del betacaroteno y de la betacriptoxantina. En efecto, su poder antioxidante permite combatir el estrés oxidativo y los daños causados por los radicales libres. Este efecto protector es tanto más importante cuanto que el estrés oxidativo está implicado en la aparición de algunas enfermedades y en el proceso del envejecimiento celular.

Un precursor de la vitamina A

Más allá de su poder antioxidante, algunos carotenoides con precursores de la vitamina A. También denominados provitaminas A, estos últimos representan alrededor del 10 % de los carotenoides, entre los que se encuentran el betacaroteno y la betacriptoxantina. En efecto, la función de provitamina A de la betacriptoxantina ha sido confirmada por varios estudios recientes cuyos resultados han sido publicados en la revista Journal of the Science and Food Agriculture en 2005, así como en la revista Nutrition Reviews en 20161,2. Los investigadores han mostrado así que la betacriptoxantina es transformada en el organismo en retinol, que no es otra cosa que una de las tres formas de la vitamina A.

Una fuente interesante de vitamina A

Al actuar como precursor, la betacriptoxantina representa una excelente fuente de vitamina A. Esta acción es todavía más beneficiosa si se tiene en cuenta que la vitamina A participa en el buen funcionamiento del organismo a través de muchos mecanismos de acción 1,3. La vitamina A es especialmente conocida por desempeñar una función esencial en la visión, en el proceso de desarrollo embrionario, en la regulación del sistema inmunitario para la defensa del organismo, en el crecimiento de las células y en la renovación de algunos tejidos como la piel o la mucosa intestinal.

El interés preventivo y terapéutico de la betacriptoxantina

La betacriptoxantina es objeto de muchos estudios científicos debido a su interés terapéutico. En efecto, su poder antioxidante permite luchar contra algunas agresiones y limitar sus daños. Además, su transformación en retinol permite participar en el mantenimiento de los niveles de vitamina A en el organismo. Además de estas funciones, la betacriptoxantina podría estar implicada en otros mecanismos de acción, como lo sugieren algunos investigadores. Se le atribuye especialmente un interés en la prevención de algunas patologías como las enfermedades degenerativas, la osteoporosis o incluso algunas formas de cáncer. 2.

La función de la betacriptoxantina en la homeóstasis ósea

Desde hace algunos años, varios equipos de investigación se interesan por la función de la betacriptoxantina en la homeóstasis ósea. Esta última constituye el equilibrio entre la formación de nuevas estructuras óseas por las células específicas osteoblastos, y la reabsorción de antiguas estructuras óseas por los osteoclastos. Con la edad, este equilibrio puede verse perturbado y modificado. Este desequilibrio puede provocar una disminución de la formación ósea y un aumento de la reabsorción ósea. En otras palabras, esta perturbación de la homeóstasis ósea fragiliza la salud ósea. Este fenómeno se acentúa con la aparición de la osteoporosis, enfermedad que provoca una alteración de la estructura ósea y una disminución de la densidad ósea. Fragilizados, los huesos son entonces más susceptibles de padecer fracturas. Para luchar contra esta problemática asociada a la edad, unos investigadores se han centrado en el interés de la betacriptoxantina para la salud ósea. Sus conclusiones, publicadas en 2012 en la revista Journal of Biomedical Science, han revelado que la utilización in vitro de betacriptoxantina permitía estimular los osteoblastos implicados en la formación ósea y a la vez inhibir los osteoclastos, causa de la reabsorción ósea4. Resultados parecidos se observaron igualmente durante la administración de betacriptoxantina en algunas ratas 5,6. Los investigadores llegaron a la conclusión de que había una disminución de la pérdida ósea y un efecto inhibidor en los osteoclastos. En consecuencia, la betacriptoxantina podría permitir preservar el capital óseo luchando contra los efectos asociados a la edad. Estas conclusiones abren también perspectivas interesantes para la prevención de la osteoporosis.

La betacriptoxantina, una nueva esperanza en la prevención de algunos cánceres.

Paralelamente a los resultados sobre la salud ósea, otros investigadores se han centrado en el interés de la betacriptoxantina para la prevención de algunos cánceres. Unos estudios recientes publicados en las revistas Clinical Cancer Research et Food Chemistry, han revelado resultados favorables para la utilización de la betacriptoxantina en el tratamiento del cáncer de estómago y del cáncer de colon 7,8. En efecto, los investigadores han concluido que la criptoxantina posiblemente disminuye la proliferación de las células cancerosas en los tejidos humanos del sistema digestivo. Otra investigación publicada en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention muestra que esta molécula posiblemente está también asociada a una disminución del riesgo de desarrollo del cáncer de pulmón. Este estudio, realizado con más de 60.000 hombres y mujeres de Singapur durante 5 años, evidencia que una alimentación rica en betacriptoxantina posiblemente está asociada a una reducción significativa del riesgo de aparición de un cáncer de pulmón 9. Esta conclusión también se presenta en otro estudio publicado en la revista International Journal of Cancer10. En esta publicación, los investigadores presentan el mecanismo de acción de la betacriptoxantina y su acción contra la proliferación de las células cancerosas pulmonares. Estas investigaciones hacen pensar que la betacriptoxantina es posiblemente un agente quimiopreventivo contra algunas formas de cánceres.

Un aporte óptimo de betacriptoxantina

Si la betacriptoxantina no ha revelado todavía todos sus secretos, los investigadores le atribuyen ya muchas actividades en el organismo. Todo hace pensar que ésta va a hacerse rápidamente tan famosa como el betacaroteno. Por otra parte, este último, muy valorado, ha sido objeto de una formulación en forma de complemento alimenticio, como la fórmula Carottol™ del catálogo Supersmart. De la misma manera, la betacriptoxantina ya se ofrece en forma de suplemento nutricional para capitalizar sus propiedades antioxidantes, su función de precursor de la vitamina A y sus acciones en el organismo.

La betacriptoxantina presente en la naturaleza

Como muchos carotenoides, la betacriptoxantina puede encontrase en muchos vegetales. Esta ha sido identificada en ciertas plantas, pero también en frutas y verduras como la mandarina, la naranja, el pimiento rojo, el caqui, la calabaza, la papaya o también las manzanas. Más allá de los vegetales, la betacriptoxantina está igualmente presente en otros organismos vivos. Esta ha sido evidenciada especialmente en el suero de sangre bovina, en la yema de huevo o también en la mantequilla. 1,2.

Un extracto natural de betacriptoxantina en complemento alimenticio

A fin de contar con los efectos de la betacriptoxantina, ésta ha sido extraída de una variedad de mandarina de origen japonés para ser formulada en forma de complemento alimenticio. Conocida como la mandarina satsuma, o Citrus unshiu, esta variedad ha sido seleccionada por su contenido importante en betacriptoxantina4. La extracción a partir de esta fruta permite proponer una formulación óptima en betacriptoxantina.

La betacriptoxantina, estudiada desde hace solamente unos años, revela un potencial excepcional. Ésta presenta muchos beneficios en común con el betacaroteno, cuyos efectos en el organismo se han puesto de manifiesto muchas veces. Así pues, ésta se presenta como una provitamina A con un alto poder antioxidante. Gracias a sus propiedades, la betacriptoxantina suscita el interés de la comunidad científica, que le atribuye muchas acciones en el organismo. Actualmente estudiada en el mundo entero, la betacriptoxantina abre muchas perspectivas para la prevención y el tratamiento de varias enfermedades.



Fuentes :
1. Burri BJ, « Beta-cryptoxanthin as a source of vitamin A », J Sci Food Agric, 2015 Jul, 95(9) : 1786-94.
2. Burri BJ, La Frano MR, Zhu C, « Absorption, metabolism, and functions of β-cryptoxanthin », Nutr Rev, 2016 Feb, 74(2) : 69-82.
3. Anses - Agence nationale de sécurité sanitaire de l’alimentation, de l’environnement et du travail, « Vitamine A & caroténoïdes provitaminiques », 14 avril 2016 : https://www.anses.fr/fr/content/vitamine-carot%C3%A9no%C3%AFdes-provitaminiques 4. Yamaguchi M, « Role of carotenoid β-cryptoxanthin in bone homeostasis », J Biomed Sci, 2012 Apr 2, 19 : 36.
5. Uchiyama S, Yamaguchi M, « Oral administration of beta-cryptoxanthin prevents bone loss in ovariectomized rats », Int J Mol Med, 2006 Jan, 17(1) : 15-20.
6. Uchiyama S, Yamaguchi M, « Inhibitory effect of beta-cryptoxanthin on osteoclast-like cell formation in mouse marrow cultures », Biochem Pharmacol, 2004 Apr 1, 67(7) : 1297-305.
7. San Millán C, Soldevilla B, Martín P, Gil-Calderón B, Compte M, Pérez-Sacristán B, Donoso E, Peña C, Romero J, Granado-Lorencio F, Bonilla F, Domínguez G, « β-Cryptoxanthin Synergistically Enhances the Antitumoral Activity of Oxaliplatin through ΔNP73 Negative Regulation in Colon Cancer », Clin Cancer Res, 2015 Oct 1, 21(19) : 4398-409.
8. Wu C, Han L, Riaz H, Wang S, Cai K, Yang L, « The chemopreventive effect of β-cryptoxanthin from mandarin on human stomach cells (BGC-823) », Food Chem, 2013 Feb 15, 136(3-4) : 1122-9.
9. Yuan JM, Stram DO, Arakawa K, Lee HP, Yu MC, « Dietary cryptoxanthin and reduced risk of lung cancer: the Singapore Chinese Health Study », Cancer Epidemiol Biomarkers Prev, 2003 Sep, 12(9) : 890-8.
10. Lian F, Hu KQ, Russell RM, Wang XD, « Beta-cryptoxanthin suppresses the growth of immortalized human bronchial epithelial cells and non-small-cell lung cancer cells and up-regulates retinoic acid receptor beta expression », Int J Cancer, 2006 Nov 1, 119(9) : 2084-9.
Encargar el nutriente citado en este artículo
Carottol

Complejo de carotenoides naturales con amplio espectro

www.supersmart.com
Descubre también
16-08-2016
La berberina: un activador eficaz y potente...
Una alternativa no medicamentosa y segura para prolongar la esperanza de vida y silenciar la diabetes de tipo II La berberina forma parte de las...
Mas info
21-06-2017
Té verde: efectos preventivos contra la diabetes
Desde hace varios años, el té verde no cesa de interesar a la comunidad científica. Esta fascinación se explica principalmente por el contenido de polifenoles...
Mas info
21-08-2019
Una sustancia antienvejecimiento producida después de la...
La lucha contra el envejecimiento continúa. Unos investigadores que trabajan para una empresa de nueva creación han descubierto los efectos beneficiosos de la urolitina A...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar