Bienvenida   >  Fatiga  >  Cordyceps sinensis, numerosos trabajos...
20-10-2015

Cordyceps sinensis, numerosos trabajos muestran su eficacia

Cordyceps El Cordyceps sinensis, o cordyceps chino, es un hongo que se encuentra en las altas cumbres montañosas de China. La medicina tradicional china la utiliza para que los enfermos convalecientes recuperen sus fuerzas, para combatir el estrés y la fatiga, estimular el sistema inmunitario y la sexualidad, frenar el envejecimiento, reforzar la energía vital y física así como las funciones hepática, renal o pulmonar. Se ha realizado una gran cantidad de estudios, especialmente sobre la cepa Cs-4, y han mostrado sus efectos adaptógenos, su acción beneficiosa para combatir la fatiga, los trastornos hepáticos o renales, las enfermedades respiratorias o para la función sexual, su capacidad para modular el sistema inmunitario y para actuar sobre el rendimiento físico.

En épocas más antiguas, el Cordyceps sinensis se utilizaba en el palacio del emperador de China; se le atribuía propiedades similares a las del ginseng. Se utilizaba para reforzar el organismo tras una fatiga extrema o una enfermedad de larga duración, así como para curar la impotencia, la neurastenia o el dolor de espalda.
En occidente, se prestó atención al Cordyceps a comienzos de los años 1990, cuando el éxito de los atletas chinos se atribuyó al consumo de este hongo.

Más de 30 años de investigaciones

Dado que el cordyceps natural (Cordyceps sinensis salvaje) es raro, unos científicos chinos examinaron su ciclo de vida con vistas a desarrollar una técnica que permita aislar el estrato fermentable del Cordyceps sinensis. A fines de los años 1970, el Instituto de materias médicas de Beijín inició un programa de 10 años para estudiar el Cordyceps sinensis. Uno de los resultados de este programa fue el aislamiento de una variedad Cs-4 (Paecilomyces hepiali Chen) del Cordyceps sinensis salvaje. Tras su aislamiento en 1982, el producto de fermentación Cs-4 se estudió en China de manera exhaustiva. Así, más de 2.000 pacientes que padecían diversas patologías fueron admitidos en estudios clínicos. Sus resultados indican que el Cs-4 es muy eficaz, sin peligro y muy parecido al Cordyceps sinensis salvaje.

Mejora de la energía y del rendimiento físico en animales

Algunos estudios animales mostraron que el Cordyceps aumenta en el hígado la proporción de adenosín trifosfato (ATP) respecto al fosfato inorgánico de 45 a 55 %, un efecto que puede considerarse como beneficioso en términos de estado energético y de posible estimulación del rendimiento físico (Manabe et al., 1996).

Además, unos ratones alimentados con Cordyceps, sometidos a un entorno extremo con un bajo nivel de oxígeno, eran capaces de utilizar más eficazmente el oxígeno (un aumento de un 30 a un 40 %), toleraban mejor la acidosis y la hipoxia (falta de oxígeno) y vivían de dos a tres veces más tiempo que los animales del grupo de control (Lou et al., 1986). Estos resultados sugieren que el Cordyceps posiblemente puede mejorar el estado bioenergético actuando sobre un mecanismo interno de equilibrio. Este efecto podría permitir a los animales controlar eficazmente un aporte de oxígeno inapropiado y las necesidades energéticas básicas esenciales para la actividad física.

Unas investigaciones recientes han confirmado estos resultados y mostrado que el Cordyceps aumenta los niveles de ATP intracelular (Guowei, 2001) et la utilización del oxígeno (Jia-Shi Zhu, 2004).

Alivia la fatiga de los pacientes mayores

Uno de los efectos más conocidos del Cordyceps sinensis es probablemente su capacidad para aliviar la fatiga. Una antigua leyenda que se cuenta en el Himalaya relata de qué manera fue descubierto originalmente. Fue hace mucho tiempo, cuando las tribus de los pueblos del Tíbet y de Nepal llevaban sus animales a los pastos de las altas montañas. Allí, vieron cómo sus cabras y sus yaks pacían una especie de pequeño hongo marrón, parecido a la hierba, que crecía sobre la cabeza de las orugas. Después de haber comido esta cosa extraña, los animales se volvieron juguetones y comenzaron a perseguir a las otras cabras y yaks con intenciones concupiscentes. Este vigor reforzado debió parecer algo bueno a los pueblos de estas tribus y éstos empezaron a recoger estos pequeños hongos y a comerlos.

El aumento de la energía y del rendimiento provocado por el Cordyceps sinensis parece más importante en las personas que están por debajo de una forma óptima que en los atletas entrenados profesionalmente.
Algunos estudios clínicos chinos, esencialmente sobre pacientes mayores cansados o con otros síntomas asociados a la senescencia, indicaron que los sujetos tratados con Cordyceps dejaron constancia de mejoras significativas de su nivel de fatiga, de la capacidad para tolerar las bajas temperaturas, de su memoria y de su capacidad cognitiva, así como de su comportamiento sexual (Wen, 1993; Zhang et al., 1995).

En conjunto, la tasa de eficacia del Cordyceps para aliviar la fatiga en los sujetos mayores llegaba a entre un 80 y un 90 %. Además de estos efectos en los niveles de energía –probablemente debidos a su contenido de adenosina-, el Cordyceps provocaba, en ratones, efectos parecidos a los de las hormonas sexuales esteroides, lo que podría explicar el aumento de la libido observado en varios estudios entre los sujetos mayores.

Mejora la capacidad para practicar ejercicio físico

En un pequeño estudio presentado al congreso anual de 1999 del American College of Sports Medicine (Asociación pública de medicina deportiva - ACSM, por sus siglas en inglés), unos investigadores mostraron que el consumo de Cordyceps sinensis (Cs-4 Cordymax) durante seis semanas tenía como resultado un aumento del consumo máximo de oxígeno y del umbral anaeróbico en personas mayores, lo que puede llevar a una mejora de la capacidad para practicar ejercicio físico y de la resistencia a la fatiga.
Se realizó un estudio clínico aleatorizado, con doble ciego controlado por placebo, con 131 voluntarios sedentarios, de buena salud, hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 40 y los 70 años. La capacidad de ejercicio físico, la resistencia y las alteraciones metabólicas asociadas al ejercicio se midieron antes, durante y después de las 12 semanas de administración de suplementos de Cordymax Cs-4.
Los resultados mostraron un aumento de un 5,5% del pico de consumo del volumen de oxígeno (VO2 máx.) en el grupo al que se le administraron suplementos frente a solamente un 2,2% en el grupo de control, lo que sugiere que Cordymax aumenta la capacidad de ejercicio aeróbico.

El tiempo de obtención del VO2 máx. se aumentó en un 4,1%, lo que sugiere un aumento de la fuerza física para el ejercicio aeróbico. El rendimiento en resistencia también aumentó y la fatiga se alivió.

Beneficioso para los deportistas de resistencia

Unos investigadores californianos realizaron un estudio aleatorizado, con doble ciego, de seis semanas para determinar el efecto del consumo diario de un suplemento de 4,5 g de Cordymax Cs-4. Unos investigadores estudiaron a unos atletas con muy buen estado físico. Estudiaron su consumo de oxígeno, su umbral anaeróbico y su ritmo cardiaco durante los ejercicios de cinta mecánica seguido al día siguiente de una prueba de carrera submáxima y máxima. Treinta atletas hombres, corredores y atletas de múltiples deportes de resistencia, recibieron Cordymax Cs-4 o un placebo. Antes y después del periodo de administración del suplemento, cada sujeto realizó una prueba máxima de ejercicio de cinta mecánica seguida al día siguiente de una prueba submáxima (60 minutos al 70% del pico de VO2).

Los resultados mostraron que el consumo de suplementos, en comparación con el placebo, prevenía el aumento de peso durante el entrenamiento, reducía el ritmo cardiaco submáximo y el lactato sanguíneo durante el ejercicio, aumentaba el metabolismo de las grasas y de esta manera ahorraba el gasto de glucógeno muscular durante un ejercicio prolongado. Estos resultados sugieren que el consumo de suplementos de Cordymax Cs-4 puede tener efectos circulatorios y metabólicos beneficiosos durante el ejercicio submáximo en los atletas de resistencia.

Sin embargo, un estudio reciente ha probado el Cordyceps sinensis en atletas profesionales muy entrenados y, contrariamente a los resultados de la mayoría de los otros estudios realizados sobre el rendimiento físico de atletas no profesionales, no ha mostrado efectos apreciables de aumento del rendimiento. Estos sujetos estaban quizás ya en su mejor forma y un aumento del ATP disponible o de la utilización del oxígeno no tenía un valor fisiológico significativo para ellos.

Parece ser entonces que el Cordyceps posiblemente puede aportarnos esta energía suplementaria que necesitamos para afrontar el estrés de la vida cotidiana moderna.

Un efecto beneficioso en el sistema respiratorio

El Cordyceps tiene un amplio pasado de utilización en el tratamiento de la bronquitis crónica, especialmente en las personas mayores, en el tratamiento del asma, de las enfermedades pulmonares crónicas obstructivas, de la tuberculosis y de otras enfermedades del sistema respiratorio. La reputación que posee de protección de los pulmones proviene de su capacidad para favorecer una mejor utilización del oxígeno.
Unos estudios mostraron que extractos de Cordyceps sinensis inhiben las contracciones de la tráquea, lo que es especialmente importante para los pacientes asmáticos, a quienes permite aumentar el flujo de aire hacia los pulmones.

Uno de los efectos farmacológicos más interesantes del Cordyceps en el sistema respiratorio implica la expectoración y la tos. En unos estudios animales preclínicos, un extracto de Cordyceps Cs-4 aumenta, en las ratas, la secreción en el interior de la tráquea, llegando a un pico dos horas después del consumo del suplemento, facilitando de esta manera la expectoración. Asimismo se ha probado que el Cordyceps ejerce una acción antitusiva. Así, un tratamiento con Cordyceps Cs-4 fue eficaz en ratones con una tos inducida de manera experimental. Este efecto era parecido al de la codeína a 60 mg/kg.

En un estudio clínico controlado, pacientes que padecían enfermedades respiratorias informaron, tras tomar Cordyceps sinensis durante un mes, de que se sentían físicamente más fuertes. Algunos de ellos fueron incluso capaces de correr 20 metros. El tratamiento con Cordyceps Cs-4 parece haber sido extremadamente eficaz, con una tasa de eficacia total de 82,9 % contra 40,2 % en el grupo de control.
Encargar el nutriente citado en este artículo
Cordyceps Cs-4 525 mg

El arma secreta de los atletas chinos con efectos científicamente convalidados

www.supersmart.com
Descubre también
08-06-2017
Preservar el bienestar general del organismo
El sábado 10 de junio de 2017 marca la tercera edición del día mundial del bienestar. Celebrado en más de 90 países por todo el...
Mas info
05-10-2015
El ATP indispensable para el funcionamiento de...
Con los años, la producción de ATP disminuye, teniendo como posibles consecuencias trastornos orgánicos o musculares. El consumo de suplementos por vía oral aumenta los...
Mas info
19-03-2018
¿Propenso a la depresión estacional? ¿Qué soluciones...
En este periodo de transición entre el invierno y la primavera, no es raro observar en bastante gente bajones considerables de ánimo, acompañados de ansiedad...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar