Bienvenida   >  Alzheimer (enfermedad de)  >  Una combinación totalmente inédita...
06-02-2019

Una combinación totalmente inédita para prevenir la enfermedad de Alzheimer y el deterioro cognitivo

deterioro cognitivo En diciembre de 2018, nosotros habíamos publicado un artículo titulado “Elimine la gelatina que ha invadido su cerebro ” que demostraba la importancia de los ácidos grasos omega 3 para la preservación del cerebro y la optimización de las funciones cognitivas a lo largo del envejecimiento.


Al leerlo, usted ha aprendido varias cosas capitales:


  • El organismo utiliza los omega 3 de origen alimenticio para fabricar unas grasas determinadas (fosfolípidos).
  • Estas grasas determinadas se incorporan a las membranas celulares, especialmente en el cerebro, y al hacer eso, las hacen más flexibles, más fluidas.
  • La fluidez de las membranas es indispensable para el buen funcionamiento de la comunicación nerviosa: permite optimizar la transmisión de la información de neurona en neurona (en el curso de un fenómeno denominado transmisión sináptica).
  • Debido a varios factores recientes (caída del consumo de frutas con cáscara y de pescado, aumento drástico del consumo de omega 6), nuestras membranas tienen una carencia cada vez mayor de omega 3 y se hacen rígidas.
  • Esta rigidez acelera el deterioro cognitivo perturbando la continuidad de la información nerviosa.
  • La ingesta de omega 3 permite, en solo unos meses, su incorporación progresiva a las membranas celulares y una fluidez reencontrada.

Un nuevo estudio desvelado en una reciente conferencia muestra que esta incorporación en las membranas celulares no se hace siempre de manera óptima. En algunas personas, con un riesgo muy alto de contraer la enfermedad de Alzheimer, hay una etapa del proceso que no funciona bien: la fabricación de unas grasas determinadas que contienen los omega 3. En efecto, los ácidos grasos omega 3 no integran directamente las membranas celulares: primero deben estar combinados con otros componentes para formar los fosfolípidos, las grasas capaces de meterse en las membranas. ¡Y este ensamblaje se produce en el hígado!


El equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania ha mostrado que en las personas que padecen una deficiencia cognitiva ligera, problemas de memoria o de principio de la enfermedad de Alzheimer, la fabricación de algunos de estos fosfolípidos (especialmente los plasmalógenos, indispensables para el buen funcionamiento del tejido nervioso) es defectuosa. En situaciones normales, estas grasas (que contienen los valiosos omega 3) abandonan el hígado y se unen al cerebro a través de los vasos sanguíneos. Pero en los casos citados anteriormente, los investigadores han constatado niveles en circulación de éstas anormalmente bajos, señal de que la producción en el hígado está alterada .


Para uno de los autores, esta disminución de la producción probablemente acompaña al envejecimiento : “con la edad, el hígado ya no puede producir lo suficiente ”. ¡Pero varios factores pueden influir en su envejecimiento! Algunas afecciones como la diabetes y la obesidad obligan al hígado a trabajar más activamente para metabolizar los ácidos grasos, lo que lleva a un “cansancio” prematuro. También es probable que algunas personas tengan unos genes que les predisponen a una alteración más rápida del metabolismo de los lípidos en el hígado, y además estos genes están relacionados con la enfermedad de Alzheimer. En las personas debilitadas, la ingesta de complementos de omega 3 funciona menos bien ya que el hígado no es capaz de utilizar la totalidad de los valiosos recursos que le llegan. Por tanto, una parte de los omega 3 ingeridos no llegará nunca al cerebro.

Estos resultados y sus implicaciones abren un campo de investigaciones totalmente nuevo para desarrollar enfoques nutricionales preventivos de la enfermedad de Alzheimer y del deterioro cognitivo en general. Éstos animan siempre a la ingesta de complementos de omega 3: el DHA (del inglés Docosahexaenoic acid - ácido docosahexaenoico) podría reducir a la mitad el riesgo de enfermedad de Alzheimer gracias a la renovación de las membranas biológicas (1-2), pero sugieren combinarlo con medidas capaces de estimular la función hepática .


- En el mundo de los complementos, hay clasificados 3 complementos alimenticios de gran interés para optimizar la salud del hígado:


  • El extracto de Cardo mariano (también conocido en Francia como alcachofa silvestre) estandarizado en silimarina. Esta molécula es la que tiene propiedades antioxidantes y hepatoprotectoras.
  • El extracto de Picrorhiza kurroa estandarizado en kutkin o genciana amarilla, un estimulante de la regeneración hepática. Los dos extractos están combinados con otras sustancias de interés para el hígado en la conocida fórmula Liver Support Formula (Fórmula de apoyo al hígado) .
  • La colina, un nutriente esencial generalmente clasificado en la clase de las vitaminas B, ¡que tiene a la vez propiedades hepatoprotectoras excepcionales y la particularidad de estimular la función cognitiva! Una candidata perfecta para integrar los últimos datos de la investigación y reconocida oficialmente por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) por su optimización de la función hepática…

Por tanto, estos 3 ingredientes naturales constituyen alternativas muy prometedoras para estimular el hígado y, por efecto rebote, frenar el deterioro cognitivo. Éstos acompañan perfectamente a una cura de omega 3 destinada a reforzar la función cognitiva.


Combinación sugerida (durante 3 meses como mínimo) :
De 2 a 4 cápsulas al día de CDP Choline 250 mg (CDP Colina, o Citicolina, también conocida como citidina 5'-difosfocolina) .
3 softgels de Super Omega 3 al día durante las comidas.
Para las personas debilitadas o en riesgo, 3 cápsulas suplementarias de Liver Support Formula al día.


Estudio principal del artículo:
Alzheimer's Association International Conference® 2018 24-Jul-2018 Alzheimer's disease risk impacted by the liver, diet


Otras referencias

  1. S. C. Cunnane, M. Plourde, F. Pifferi et M. Bégin, « Fish, docosahexaenoic acid and Alzheimer's disease », Progress in Lipid Research, vol. 48,‎ 1er septembre 2009, p. 239–256
  2. Martha Clare Morris, Denis A. Evans, Julia L. Bienias et Christine C. Tangney, « Consumption of fish and n-3 fatty acids and risk of incident Alzheimer disease », Archives of Neurology, vol. 60,‎ 1er juillet 2003, p. 940–946
Encargar los nutrientes citados en este artículo
CDP Choline 250 mg

Forma mejorada y bio disponible del importante nutriente choline

www.supersmart.com
Super Omega 3

Concentrado natural de omega 3 (EPA – Ácido eicosapentaenoico y DHA – Ácido docosahexaenoico)

  • Asociado a una mejora de las enfermedades coronarias, de la depresión, de los síntomas de la menopausia, de la psoriasis y de la hiperlipidemia.
  • Ácidos grasos procedentes de la pesca sostenible.

www.supersmart.com
Liver Support Formula

Nueva fórmula mejorada y reforzada
Ayuda de forma natural a la función hepática

www.supersmart.com
Descubre también
21-02-2018
Enfermedad de Alzheimer: una nueva pista terapéutica...
Hoy en día no hay ningún tratamiento que permita curar la enfermedad de Alzheimer. Ésta es una afirmación fuerte y difícil de hacer comprender a...
Mas info
07-08-2017
Nuevas esperanzas en la lucha contra el...
Junto a los complementos clásicos (acetil-L-carnitina, ácido alfalipoico, omega 3, té verde, cúrcuma, Ginkgo biloba), aparecen moléculas innovadoras para conservar las facultades cognitivas. Al actuar...
Mas info
06-03-2019
Las virtudes insospechadas de los hongos
140.000, es el número de hongos diferentes estimados en la superficie del globo 1 . Sin embargo, solo un 10% de ellos son conocidos y...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar