Bienvenida   >  Antienvejecimiento  >  Este descubrimiento puede hacerle...
25-07-2016

Este descubrimiento puede hacerle ganar 10, 20 o 30 años

La investigación sobre la longevidad humana ha franqueado una etapa histórica. Investigadores rusos, ignorados por los medios occidentales, han puesto a punto una sustancia capaz de alargar la vida 10, 20 o incluso 30 años. Este efecto se ejerce así mismo en las personas de edad avanzada, con un efecto similar al de una máquina para volver atrás en el tiempo.

La eficacia es tan espectacular que los venerables miembros de la Academia de las Ciencias de Rusia insistieron para que se testara el producto en ellos mismos. (1)

La Academia se separó entonces en dos grupos, uno que recibió el producto y el otro, un placebo. Los resultados superaron las expectativas, ya que a pesar de la edad avanzada de la mayoría de participantes, la mortalidad dentro de la asamblea disminuyó entre un 30 y un 50 % durante los siete años que lo recibieron.

Efectos beneficiosos en cascada

Pero lejos de contentarse "solamente" con alargar la vida, esta sustancia se ha revelado como capaz de provocar una reacción en cadena de beneficios para el organismo:

  • supuestamente podría bloquear el desarrollo de determinados tumores. Durante los experimentos efectuados en ratones, los datos demuestran claramente un efecto inhibidor sobre la expresión de ciertos genes en el cáncer de mama (adenocarcinoma mamario); por otro lado, reduce la proliferación de los tumores de colon y aumenta la apoptosis (suicidio) de las células cancerosas del colon en las ratas;
  • estimula la actividad cerebral;
  • podría ayudar a las personas ancianas a dormir mejor: los experimentos en monos viejos demostraron que posee un efecto regulador en la producción de melatonina y cortisol. Melatonina y cortisol son hormonas producidas de manera natural que regulan el ciclo de vigilia y sueño, también denominado "ritmo circadiano" ;
  • contribuye a preservar la vista, ya que protege la estructura morfológica de la retina en la retinitis pigmentaria, una degeneración congénita de la retina.
  • Refuerza el sistema inmunitario, favoreciendo la producción de linfocitos T, uno de los agentes protectores más importantes contra la infecciones bacterianas y microbianas. En las personas ancianas, la producción de linfocitos T disminuye, lo que explica su vulnerabilidad a las infecciones.
  • Protege el aparato reproductor femenino: esta sustancia se ha revelado capaz de corregir el deterioro de los ciclos de reproducción en las ratas.
Para las personas ancianas o las personas jóvenes que tratan de retrasar la aparición de los signos del envejecimiento, fue inesperado descubrir un día una sustancia capaz de ejercer unos efectos tan potentes, en todos los niveles esenciales del organismo.

Sin embargo, el sueño se ha convertido en realidad.

¿Cómo es posible?

Esta sustancia se denomina epitalón y fue descubierta por el profesor Vladimir Kkhavinson y su equipo, basándose en los descubrimientos realizados por dos especialistas de la biología del envejecimiento, el profesor Vladimir Dilman y el Dr. Ward Dean.

Estos dos investigadores publicaron de hecho en 1992 un artículo «The neuroendocrine theory of aging and degenerative disease» que contaba su descubrimiento de una sustancia que podía aumentar la duración de la vida de las ratas en un 25 %.

El profesor Vladimir Khavinson prosiguió las investigaciones aplicándolas a los seres humanos.

Este biogerontólogo, es decir, especialista de los mecanismos biológicos del envejecimiento, se dio cuenta de que el epitalón actúaba de hecho en el nivel más fundamental del envejecimiento ceular, es decir, sobre la duración de la vida de las propias células. Causa un alargamiento considerable de la duración de la vida de las células sanas y una reducción de la duración de la vida de las células enfermas y cancerosas.

Comprender el envejecimiento celular

Para comprender el aspecto totalmente revolucionario de este descubrimiento, hay que saber que las células normales y sanas están programadas para dividirse y producir así "células hijas" que permiten a las "células madre" morir y ser reemplazadas por células más jóvenes.

Este destacado mecanismo explica la longevidad de los seres vivos. Las células se renuevan así constantemente en todo su organismo, hasta el punto que sus órganos pueden regenerarse por completo. El período varía desde unos días para el intestino hasta a una decena de años para el esqueleto.

Desgraciadamente, el mecanismo de la división celular tiene un límite. Al cabo de unas 50 divisiones, las células entran en la "senectud": cuando son demasiado viejas, ya no consiguen dividirse. Rápidamente, viene la fase de apoptosis (suicidio de la célula).

Es la razón por la que un ser vivo conoce una larga fase durante la que sigue teniendo una apariencia joven. Sus funciones vitales son operativas. Después, llega un día en que empieza a envejecer de manera cada vez más visible. Ciertos órganos pueden degradarse hasta el punto de ocasionar incapacidades. Pero incluso aunque no haya una enfermedad precisa, es inevitable que su salud global se deteriore. A partir de una determinada edad, todos los rendimiento, tanto físicos o intelectuales, como sensoriales (vista, audición...) involucionan.

Este fenómeno no tiene nada de sorprendente: cuando las células dejan de dividirse, su envejecimiento supone una detención de sus funciones, enfermedades y después la muerte.

El epitalon alarga la vida de las células

Las investigadores se hicieron entonces la pregunta de saber porqué las células sanas dejan de dividirse de repente. Se dieron cuenta de que este mecanismo estaba relacionado con los telómeros, capuchones protectores en los extremos de los cromosomas, que se reducen un poco con cada división celular.

Cuanto más se multiplican las secuencias de división celular o cuanto más estrés oxidativo hay, más se acortan los telómeros. Así, a partir de un determinado tamaño crítico del telómero, es el propio material genético el que se ve afectado. La célula no posee por tanto la información genética íntegra que necesita para funcionar. Y por tanto, envejece.

Múltiples investigaciones han confirmado que el acortamiento progresivo de los telómeros está íntimamente relacionado con numerosas patologías asociadas al envejecimiento (enfermedades cardiovasculares, enfermedades infecciosas, etc.) y es así mismo predictivo de una mortalidad precoz en los ancianos.

De manera recíproca, esto significa que si se consiguera alargar los telómeros o impedir que se acorten con cada división celular, podría lograrse que el estado de senectud retrocediera.

Justamente, las investigaciones más recientes han demostrado que ello era posible gracias a una enzima que estimula el crecimiento de los telómeros. Esta enzima se denomina la telomerasa.

Los decubrimientos sobre los telómeros fueron tan cruciales para los avances de la humanidad que no menos de tres premios Nobel de Medicina se han concedido por descubrimientos en este ámbito.

Tres premios Nobel de Medicina

Tras Hermann Muller en 1946 y Barbara McClintock en 1983, tres estadounidenses, Elisabeth Blackburn, Carol Greider y Jack Szostak, recibieron el premio Nobel de Fisiología (Medicina) en 2009 por los descubrimientos relativos a los telómeros.

Respecto al Premio Nobel de 2009, el progreso es particularmente decisivo, ya que está directamente relacionado con la telomerasa, la enzima activadora de los telómeros.

La telomerasa reconstruye el extremo de los telómeros hasta su longitud inicial tras cada división celular, deteniendo el reloj biológico de la muerte.

El comunicado publicado por el Comité Nobel con ocasión de la entrega del Premio Nobel de 2009 habla por sí mismo :

"La solución a un problema importante"
"Este año el premio Nobel de Fisiología o de Medicina se concede a los tres científicos que han encontrado la solución a un importante problema en biología: cómo pueden copiarse los cromosomas por completo durante la división celular y cómo se protegen de la degradación "(...)"

Los galardonados con el Nobel han demostrado que la solución se encontraba en las terminaciones de los cromosomas, los telómeros, y en una enzima que las forma, la telomerasa".
"Estos descubrimientos han añadido una nueva dimensión a nuestra comprensión de las células, han desvelado los mecanismos de la enfermedad y estimulado el desarrollo de nuevas posibilidades terapéuticas".


La producción de telomerasa disminuye con la edad

Con el tiempo, la producción de telomerasa disminuye.

Cuanta menos telomerasa se tiene, más se estropean los telómeros con cada división celular y más rápidamente se aproxima por tanto la muerte definitiva de las células

Y aquí volvemos a nuestro descubrimiento: el epitalón es un péptido biorregulador capaz de activar la telomerasa mediante mecanismos diferentes y complementarios del astragalósido IV y del cicloastragenol, los otros dos activadores de la telomerasa reconocidos.

El epitalón permitiría pues escapar a uno de los mecanismos más ineludibles del envejecimiento.

El epitalon actúa además a diversos niveles biológicos

Pero los efectos antienvejecimiento del epitalón no se limitan a la estimulación de la telomerasa.

En la actualidad no se han dilucidado todos, pero los resultados obtenidos durante los estudios tanto sobre el alargamiento de la vida como sobre la prevención de enfermedades son claros.

El epitalón es un biorregulador natural que actúa no solo como un agente potenciador de la división celular, sino también como estimulante de la actividad cerebral y que participa en los mecanismos de la reducción tumoral.

Estos efectos contribuyen a la prolongación de la vida con buena salud igual o más que el efecto estimulador de la telomerasa.

Una sustancia poco frecuente y más valiosa que el diamante

Hasta una fecha muy reciente, el epitalón solo estaba disponible para los centros de investigación y los centros médicos de vanguardia. El resultado fue que esta sustancia siguió estando accesible únicamente para los profesionales de la salud. Las empresas distribuidoras han ofrecido siempre una cantidad estrictamente limitada de la misma: 100-200 frascos de "Pure Epitalon" por país y mes. La consecuencia era que los precios estaban fuera del alcance de la mayoría de particulares, ya que los precios iban desde los 399 dólares (300 euros) hasta los 1200 dólares, según la cantidad que se deseara encargar. Además, el epitalón solo estaba disponible en forma inyectable, lo que constituía un auténtico obstáculo para el uso privado.

Pero por primera vez, un fabricante no solo ha podido producir epitalón para el gran público y por tanto en volúmenes que permiten una importante disminución de los precios. Sino que además, propone el epitalón en forma de comprimidos sublingüales, una forma de administración mucho más práctica (y más estable) que las inyecciones, que necesitan reconstituirse en una solución a partir de un polvo y que debe obligatoriamente conservarse en la nevera.

La inversión sigue siendo importante, pero cabe indicar que el beneficio sobre la inversión de este producto, que se cifra en posibles años de vida suplementarios, es sin duda uno de los mejores que se pueden encontrar sobre el mercado de los complementos nutricionales.

Cómo tomar el epitalón para que sea eficaz

Desde el punto de vista químico, el epitalón es un biopéptido, sintetizado a partir de cuatro aminoácidos (tetrapéptido: L-alanil-l-glutamil-l-asparagil-glicina o «AGAG»).

Es tan pequeño que puede penetrar en el organismo atravesando la piel y uniéndose directamente a la corriente sanguínea. Este paso se acelera de manera especial bajo la lengua, razón por la que hoy se propone en forma de comprimidos sublingüales.

Las dosis recomendadas habituales van de 1,5 a 9 mg cada 24 horas, con una dosis media de mantenimiento del orden de 3 mg al día, según se desee un efecto terapéutico o profiláctico (preventivo) y durante el tiempo que se desee..

Concretamente, hay que tomar entre medio y dos comprimidos al día, antes o entre comidas para una mejor absorción.

(1) Acceso al estudio (en inglés) http://www.khavinson.ru/downloads/ibg.pdf
Encargar el nutriente citado en este artículo
Epitalon 3 mg

Potente efectos rejuvenecedores científicamente demostrados y por fin accesibles a todos

www.super-nutrition.com
Descubre también
02-09-2016
El sorprendente descubrimiento de un investigador ruso...
El sorprendente descubrimiento de un investigador ruso sobre las plantasEn 1947, el investigador ruso Nicolai Lazarev se dio cuenta de que existía una categoría de...
Mas info
02-08-2016
La PQQ puede rejuvenecer nuestras células
El primer complemento nutricional antiedad que estimula y genera nuevas mitocondrias y asegura así la longevidad de las células. ¿Qué son las mitocondrias? Las mitocondrias...
Mas info
12-12-2017
Resveratrol: un nuevo estudio asombroso confirma su...
Unos investigadores de la Universidad de Exeter han logrado rejuvenecer células senescentes en el laboratorio 1 gracias a una molécula ya conocida por sus efectos...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar