Bienvenida   >  Sistema Endocrino  >  Cirugía estética natural -...
11-04-2016

Cirugía estética natural

reguladores de la adiposidad A menudo se atribuye a las personas que acumulan la grasa fácilmente una mala genética o un exceso de alimentación. No obstante, hay muchos estudios científicos que muestran que un equilibrio hormonal incorrecto está asociado a la hipertrofia de los adipocitos en diversas zonas corporales. En el pasado, perder la grasa localizada era un mito; hoy en día, la investigación prueba lo contrario 1.

Si adelgazar es cosa fácil, perder la grasa de manera duradera es otra cosa. El 95% de las personas recuperan como mínimo su peso inicial en los cinco años posteriores a su régimen. 2. Disminuir su índice de grasa corporal por debajo de un 10 % no es difícil para un buen nutricionista, pero es menos fácil perder ciertas grasas localizadas recalcitrantes. Por ejemplo, deshacerse de la grasa del interior de sus muslos o de esta pequeña bolsa en el bajo vientre exige un poco de comprensión de la fisiología hormonal.
Muchas personas tienen grasa localizada principalmente debido a ciertas anomalías en su bioquímica orgánica. Un equilibrio hormonal incorrecto, como un exceso sanguíneo de insulina y de cortisol, una disminución de la hormona del crecimiento, un exceso de testosterona en la mujer o el descenso de testosterona en el hombre son los signos. Saber localizar estos lugares donde se acumula el tejido adiposo permite poner en marcha estrategias naturales sin pasar por la intervención quirúrgica.

Sobrepeso, genotipo frente a fenotipo

Un excedente de tejido adiposo es un peligro real para la esperanza de vida. La presión de los medios de comunicación empuja a muchas personas a desear adquirir un fenotipo atlético. Hoy en día, unos científicos, animados por la industria farmacéutica, se esfuerzan en buscar la molécula milagro o el gen responsable del sobrepeso, mientras que nadie se interesa por las causas del mismo.
Para el 90 % de las personas, un entorno inadaptado es responsable del sobrepeso 3. Para dar un ejemplo personal, mi genética no me predispone a ser especialmente delgado o a tener un físico atlético y tengo más bien tendencia a engordar. Al examinar con atención mis pruebas genéticas, observo que poseo 8 genes, todos factores de obesidad y de síndrome metabólico. Pero lo más importante es el fenotipo que es la mezcla de los genes y del medio ambiente. Así pues, al no exponer mis genes a una alimentación incorrecta, al practicar ejercicio con moderación, al controlar mi estrés, al dormir lo suficiente, al exponerme periódicamente un mínimo de tiempo a la luz del día y al aportar buenos complementos alimentarios, voy a tender a tener una salud mejor y a un “fenotipo atlético”.

Potentes reguladores de la adiposidad

Al controlar su estilo de vida saludable, la persona contribuye a mejorar su sistema hormonal. Las hormonas ejercen una poderosa influencia en la distribución de grasas corporales. El sobrepeso que se produce con la edad es debido a toda una serie de cambios hormonales y fisiológicos. La edad, una mala alimentación, la falta de ejercicio o una mala gestión del estrés desarreglan profundamente la homeóstasis hormonal, teniendo como primera consecuencia el aumento de grasa corporal.
Las hormonas responsables de los michelines y de otros “rollitos” son lipogénicas: la insulina y el cortisol son las más conocidas. Las que, por el contrario, permiten dar forma harmoniosamente al cuerpo son lipolíticas (destructoras de grasa) y anabólicas (generadoras de masa muscular). Estas campeonas del fitness son la testosterona, la DHEA (dehidroepiandrosterona), la hormona del crecimiento y las hormonas tiroideas (principalmente la triyodotironina o T3).
Así, al controlar la función del páncreas y de las glándulas suprarrenales, se disminuyen en un 80% los riesgos de patologías y mejora su composición corporal. Las hormonas actúan en el almacenamiento o la pérdida de tejido adiposo a través de diversos mecanismos, siendo los principales la acción de la lipoproteína lipasa (LPL) de los adipocitos y de los mecanismos adrenérgicos. Por ejemplo, el exceso de cortisol y de insulina facilita la acumulación de las grasas al aumentar la LPL. La hormona del crecimiento y las hormonas sexuales la inhiben y aceleran así la lipólisis al estimular el AMP (del inglés Adenosine monophosphate -adenosín monofosfato) cíclico a través de los receptores beta adrenérgicos.
La grasa corporal está distribuida de manera diferente en el hombre y la mujer. El hombre acumula la grasa en la parte superior del cuerpo (forma de manzana) y las mujeres en la parte inferior (forma de pera). Otra diferencia, la desigualdad de los riesgos asociados a la obesidad. Ésta conlleva un aumento de la frecuencia de diabetes tipo II, de las enfermedades coronarias y de muertes prematuras en el hombre, mientras que las mujeres están relativamente protegidas hasta la menopausia.

El sello característico hormonal de la grasa localizada

Muy a menudo, un equilibrio hormonal incorrecto se debe a un estilo de vida poco saludable o a un entorno desfavorable. Se puede intervenir en la grasa localizada excesiva al comprender el sello característico hormonal en tal o cual parte del cuerpo.
Hay ocho lugares capaces de proporcionar información sobre diversos problemas hormonales del organismo. Se puede examinarlos rápidamente de forma visual o de manera más precisa, con la pinza del pliegue cutáneo que informa sobre el espesor del tejido adiposo.
Ocho zonas de grasas localizadas = ocho sellos característicos hormonales


Mejilla y cuello: son las primeras zonas en las que disminuye el exceso de grasa con un régimen. Éstas no están particularmente asociadas a un desequilibrio hormonal.
Cuádriceps y tríceps: un exceso de grasa en los muslos y los tríceps está correlacionada con un nivel elevado de estrógenos.
Supra-ilíaco y subescapular: los famosos “michelines” y la grasa en el medio de la parte superior de la espalda reflejan una sensibilidad mediocre a la insulina y una intolerancia a los hidratos de carbono.
Subumbilical: la pequeña bolsa de grasa debajo del ombligo y el abdomen hipertrofiado, como en el síndrome metabólico, son el sello característico de un exceso de cortisol, la hormona del estrés. También pueden darse una deficiencia en testosterona en el hombre y un exceso de la misma en la mujer.
Pectorales y tríceps: un exceso de grasa en esta región es señal de una falta de testosterona, o bien de un exceso de estradiol en el hombre.
Axilar medio: esta zona está correlacionada con la hormona tiroidea.
Rodilla: el exceso de tejido adiposo en esta región está asociado a un déficit de la hormona del crecimiento.

Cirugía estética natural

Una vez realizado el diagnóstico de localización de la grasa, es preciso establecer un protocolo para hacerlo desaparecer. En todo los casos, una alimentación hipotóxica e hipoalérgénica es indispensable: alimentación biológica rica en verduras y frutas, pescado, carne magra, nueces y aceites de primera presión en frío con moderación, así como eliminación de las intolerancias alimentarias, sinónimas de fracaso en toda pérdida de peso.
El aspecto calórico tiene su importancia pero no es suficiente. Adelgazar no significa nada. La mayoría de los regímenes hacen perder agua y masa muscular, pero no hacen más que frenar el metabolismo. Basta con un ligero déficit diario de 500 calorías.
Toda una serie de investigaciones científicas muestra que la distribución de las grasas, las proteínas y los glúcidos tiene efectos importantes en la pérdida de grasa corporal y en el metabolismo, a través de diferentes señalizaciones 4, 5, 6. Esta distribución permite jugar con las hormonas (insulina, leptina, glucagón, etc.), el apetito, la termogénesis (producción de calor) las UCPs (del inglés uncoupling proteins – proteínas desacoplantes) y con 1. 000 otros efectos que sería demasiado largo explicar aquí.
Se trata de la ley de la termodinámica. Hoy en día los nutricionistas deben admitir que un régimen con un número igual de calorías tiene consecuencias diferentes en la leptina, el gasto energético, la ingesta alimentaria, el equilibrio nitrogenado, lo que sugiere que una adaptación fisiológica a un régimen puede ser modificada por la composición de los macronutrientes. La ingesta de un complejo diario multivitamínico y multimineral puede corregir un déficit específico, especialmente cuando hay un almacenamiento de grasa asociado a desequilibrios hormonales. Hacer ejercicio es más que recomendable. Estar activo, andar, correr con moderación y practicar musculación entre una y dos veces a la semana es más que suficiente. Frecuentemente, la grasa localizada no se elimina rápidamente, o nunca. Tomar suplementos específicos personalizados dará resultados excelentes por sus efectos de modulación del sistema hormonal.

1ª Zona en la mujer: cuádriceps y tríceps

Un exceso de grasa en el interior de los muslos y los tríceps indica la existencia de niveles de estrógenos más o menos elevados 7. En la mujer, el tríceps flácido y graso indica un equilibrio hormonal incorrecto por un exceso de estrógenos o de sus metabolitos, los xenoestrógenos, o bien por el consumo de una píldora no apropiada que contiene progestativos o tipos de estrógenos inadaptados.
El excedente de estrógenos aumenta el número de receptores adrenérgicos alfa 2 en los adipocitos hipertrofiados en estas regiones del cuerpo, principalmente en la grasa ginoide. Así, como lo muestran los estudios del profesor Lafontan, director del Inserm (Institut national de la santé et de la recherche médicale – Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica) de Toulouse, el exceso de receptores alfa 2 disminuye con fuerza la lipólisis 8 y frena la pérdida de grasa, incluso con un esfuerzo físico.
Nuestro entorno y nuestra alimentación nos colocan en una situación de sobredosis estrogénica 9. Sin ser conscientes de ello, engullimos, respiramos y recubrimos nuestro cuerpo con numerosos productos que actúan como estrógenos. Estas sustancias, “los xenoestrógenos” (en griego, xeno significa “extranjero” o “que proviene del exterior”) están por todas partes en nuestro entorno, nuestras casas y toda la cadena alimentaria.
Liposucción fitoterapéutica de la zona glútea


Para perder la grasa ginoide, es preciso eliminar las fuentes de los contaminantes: bifenilos policlorados (PCBs) en la cera, los pegamentos, los aerosoles, los pesticidas-insecticidas de nuestra alimentación, los ftalatos de plásticos liberados con el calor o la cocción, todos suministradores de xenoestrógenos.

• La fitoterapia permite disminuir y desintoxicar el exceso de estrógenos y estimular simultáneamente la lipólisis inhibida por el aumento de los receptores alfa 2.
• Hay que evacuar estos xenoestrógenos por los indol-3-carbinol contenidos en algunas verduras, como las coles y el brócoli o, en forma más concentrada, como suplemento 10. Otro indol más potente, el diindolilmetano (DIM), muestra una actividad antiestrogénica y lipolítica. Un estudio reciente 11 ha dado resultados alentadores: el grupo sometido a la prueba ganó 1,3 kg de músculo y perdió 1,3 kg de masa grasa en 8 semanas.
• El consumo de yohimbina (también denominado yumbina), un alfa 2 antagonista de los receptores adrenérgicos de alfa 2, podría ser el agente ideal 12. Desgraciadamente, por vía oral en la mujer, su absorción en estas zonas adiposas es más bien mediocre; sin embargo, en aplicación cutánea, ésta es más eficaz pero las formas disponibles en crema contienen muy poco de los principios activos 13.
• Uno de los agentes más eficaces en la lipólisis sigue siendo la forskolina 14. En caso de celulitis, todos estos agentes son eficaces, pero enzimas proteolíticas como la bromelina pueden completar su acción. En el caso de la celulitis fibrosa, los azúcares aportados por la alimentación deben reducirse de manera importante para limitar el fenómeno de glicación de las proteínas que es su causa.

2ª Zona: la grasa suprailíaca y subescapular, los “michelines” (mujeres y hombres)

Las personas que almacenan la grasa de manera excesiva en la región suprailíaca y, en menor medida, en la región subescapular tienen un exceso de insulina debido a una resistencia a la insulina 15. Esta anomalía hormonal de insulinorresistencia (también denominada resistencia a la insulina) disminuye además el efecto pulsátil de la hormona del crecimiento, importante para la oxidación de las grasas 16. El organismo tampoco emplea eficazmente su glucosa, creando un montón de problemas, entre los que se encuentra la falta de energía y un almacenamiento de grasa más importante, especialmente en esas regiones. En la mujer, puede haber un exceso de testosterona.
Liposucción fitoterapéutica de las zonas suprailíaca y subescapular


A Al principio, es imprescindible el control de los niveles de azúcar en sangre y se realiza tomando comidas más modestas con poca carga glucémica y con menos hidratos de carbono. 17. Son ricas en fibra, hipotóxicas e hipoalergénicas. El ejercicio refuerza la sensibilidad a la insulina.
•Muchos atletas toman R-ácido lipoico 18 por sus efectos notables en la sensibilidad a la insulina. La dosis puede ir de 100 a 300 mg según la cantidad de hidratos de carbono ingerida. Los omega-3, el picolinato de cromo y el vanadio también disminuyen la resistencia a la insulina y permiten perder estos “michelines” »19.

3ª Zona: la grasa subumbilical (grasa visceral)

El exceso de grasa en esta parte del cuerpo denota un aumento de la producción de cortisol 20. Un nivel elevado de cortisol en la sangre disminuye en gran medida las hormonas lipolíticas, como la hormona del crecimiento y la testosterona, y, para coronarlo todo, aumenta de manera considerable la insulinorresistencia. Una auténtica “sopa hormonal” negativa que tiene como consecuencia numerosas patologías tales como el síndrome X, la diabetes tipo II, la obesidad y trastornos cardiovasculares. Antes que antiestético, este exceso de grasa es peligroso porque es precursor de las adipocitocinas proinflamatorias.
Liposucción fitoterapéutica de la zona umbilical


La clave es reducir el exceso de cortisol21 limitando el consumo de cafeína y de azúcar. El control del estrés es imperativo paro la adición de suplementos que juegan con el control del eje del estrés es un buen augurio para disminuir rápidamente este excedente de tejido adiposo.
• La Rhodiola rosea actúa en las hormonas del estrés disminuyendo el exceso de estimulación del eje del estrés [la hormona CRF (del inglés corticotropin-releasing factor – factor liberador de la corticotropina) –la hormona ACTH (del inglés adrenocorticotropic hormone – adrenocorticotropa) –cortisol], así como el agotamiento de las catecolaminas (noradrenalina y adrenalina) de la médula suprarrenal 22, 23. De esta manera, ésta previene los efectos negativos del estrés agudo y crónico y el aumento de la grasa visceral y subumbilical.
• Además, la fosfatidilserina24 disminuye la producción de cortisol, tomada entre los 400 y los 800 mg. Los omega-3 reducen el apetito, queman grasas, impiden que éstas de almacenen, disminuyen las hormonas del estrés y mejoran la sensibilidad a la insulina y a la leptina.

4ª Zona: pectorales y tríceps (hombre y mujer)

En el hombre, después de los 40 años, los cambios hormonales se producen de manera paralela al exceso de grasa en las regiones abdominal y pectoral. Lo más significativo es la disminución de la testosterona libre a la vez que el aumento del estradiol 25. El estradiol aumenta debido a una sobreproducción de aromatasa, una enzima que transforma la testosterona en estrógenos. Estos últimos son esenciales en el hombre pero peligrosos para la salud (infartos, hipertrofia de la próstata …) cuando hay en exceso. Cuando hay muy poca testosterona, los estrógenos se asocian a sus receptores en todo el organismo y en el hipotálamo, frenando así su producción endógena testicular. Así pues, se produce un círculo vicioso responsable de problemas de libido, de exceso de grasas corporales (pectorales, abdomen). En este caso, la administración de testosterona no funciona a causa de la actividad elevada de aromatización. Otra complicación es el aumento de la producción de la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG – del inglés - sex hormone-binding globulin) que se fija a la testosterona libre en la sangre y la hace inutilizable en los receptores celulares.
Liposucción de la zona pectoral


Un estilo de vida saludable es primordial. El exceso de grasa es proveedor de estrógenos y la pérdida de tejido adiposo permite optimizar su relación testosterona/estradiol. El alcohol y algunos medicamentos que perturban las funciones hepáticas deben quedar prohibidos. La inhibición de la aromatasa tiene como consecuencia la disminución del nivel de estradiol aumentando al mismo tiempo el de la testosterona 26.
• Toda molécula susceptible de inhibir la aromatasa es más que recomendada en el hombre en esta situación. El consumo de crisina asociado a la piperina inhibe naturalmente la aromatasa, aumentando la testosterona libre disminuyendo a la vez el nivel de estradiol. Lo mismo sucede en el caso del resveratrol. 27. Un mayor nivel de testosterona permite así perder grasa corporal, especialmente en el pecho. La ingesta de extracto de ortiga (Urtica dioica) permite “separar” la testosterona de la SHBG y poner en circulación más testosterona libre (forma útil) para la combustión de las grasas 28.

5ª Zona : axilar medio (hombre y mujer)

Cuando la tiroides no funciona correctamente, pueden surgir una multitud de problemas de salud, un aumento de peso (incluso sin gran apetito) y una dificultad para adelgazar. En caso de hipotiroidismo confirmado por pruebas, es indispensable un tratamiento sustitutivo por un médico. Sin embargo, hay diferentes medios de mejorar el funcionamiento de una glándula perezosa. En primer lugar es preciso eliminar algunas verduras crudas, especialmente las crucíferas, como las coles de Bruselas, la col, la coliflor, el brócoli, la col rizada y las semillas de soja, que contienen nutrientes químicos denominados goitrógenos capaces de ralentizarla.
Liposucción de la zona axilar media

Según un estudio reciente, el 50 % de los pacientes que padecen una deficiencia de la glándula tiroides han experimentado mejoría después de haber consumido un suplemento de zinc29. El selenio 30 (entre 100 et 200 mcg) y el hierro son también indispensables para su buen funcionamiento. Éstos aumentan la enzima 5-deyodinasa en el hígado para producir más T3. El guggul (también denominado mukul o árbol de mirra)31 y la Withania (también denominada orovale, ginseng indio o ashwagandha),32, utilizados en la medicina ayurvédica, tienen las propiedades de estimular y de regular la actividad de la glándula tiroides. Una falta de yodo tanto como un exceso del mismo puede causar una insuficiencia de hormonas tiroideas. En ese caso, un alga como el Fucus visiculosus permite restaurar sus secreciones. Con el metabolismo aumentado de esta manera, el organismo se deshace más rápidamente de su exceso de grasas.

6ª Zona: rodillas (hombre y mujer)

Un exceso de grasa encima de la rodilla es un signo de deficiencia de la hormona de crecimiento. Hay otros síntomas: cabellos finos, los labios y el conjunto maxilar delgados, la piel deshidratada, el vientre colgante. El exceso de alimentación o la alimentación incorrecta, los precursores de insulina, el estrés crónico y el precursor del cortisol son responsables de una disminución de la hormona del crecimiento cuya liberación estos frenan. Una falta de sueño y un ejercicio físico insuficiente también juegan un papel en esto.
Liposucción de la rodilla


Para mejorar su hormona de crecimiento, un estilo de vida saludable es primordial, así como un buen equilibrio hormonal. Practicar intensivamente ejercicio durante 20 minutos entre una y dos veces por semana basta para mejorarla cuando se sigue una alimentación sana con suficientes aminoácidos. Se aconseja el consumo de glutamina, de ornitina y de arginina al irse a acostar con el estómago vacío para aumentar su producción endógena, sinónimo de pérdida de grasa corporal. 33.
LACROIX Bruno
Encargar los nutrientes citados en este artículo
Crominex 3+

Ayuda a reducir la masa grasa conservando la masa muscular.
Seguridad y eficacia - Forma muy biodisponible

www.supersmart.com
DIM (Diindolilmetano)

Regula de forma positiva el metabolismo de los estrógenos en hombres y mujeres

www.supersmart.com
7-Keto™ 100 mg

La dosis quemagrasas de la 7-keto™ DHEA

www.super-nutrition.com
Natural Anti Aromatase Support

Fórmula mejorada con DIM, quercetina y epilobo

www.supersmart.com
Coleus Forskohlii 100 mg

Extracto estandarizado 10% forskoline, restaura la sensibilidad de los receptores hormonales

www.supersmart.com
R-Lipoic Acid 100 mg, 90 Vcaps

La forma natural y bio compatible del ácido alfa-lipoico

www.supersmart.com
PS 100

Mejora la capacidad de aprendizaje, memorización y concentración

www.supersmart.com
Chrysine 500 mg

Inhibidor de la aromatización de la testosterona en estrógenos

www.supersmart.com
Rhodiola rosea 300 mg

Nueva formulación mejorada
Una concentración mucho más elevada de principios activos

www.supersmart.com
Resveratrol Synergy

Nueva fórmula más potente y completa con fisetina
Mejora los biomarcadores del envejecimiento y favorece la expresión de los genes de la longevidad.

www.supersmart.com
Nettle Root Extract 500 mg

Extracto de raíz de Urtica dioica estandarizada 16:1
Recomendado por la Comisión E del Ministerio de Sanidad alemán para aliviar los problemas urinarios asociados a la hipertrofia benigna de la próstata.

www.supersmart.com
Zinc Orotate 50 mg

Interviene en una multitud de procesos celulares y enzimáticos

www.supersmart.com
L-Selenomethionine 200 mcg

La forma de selenio con la mejor biodisponibilidad

www.supersmart.com
L-Glutamine

Indispensable para la síntesis protéica

www.supersmart.com
Arginine Alpha Ketoglutarate (AKG) 1000 mg

Una fórmula mejorada y más bio disponible que la arginina

www.supersmart.com
Ornithine Alpha Ketoglutarate (OKG) 1000 mg

Una fórmula mejorada y más bio disponible que la ornithina

www.supersmart.com
Descubre también
01-11-2017
La crema de progesterona natural, el medio...
La progesterona desempeña una función esencial a todas las edades de la vida de una mujer. La aplicación del suplemento de progesterona natural, idéntica biológicamente...
Mas info
05-08-2016
Adelgazar sin mover un dedo
Esta es una solución sencilla para quemar calorías sin tener que moverse ni hacer series de ejercicios agotadores. Los investigadores descubrieron que el cuerpo aumenta...
Mas info
10-05-2016
Lo he intentado todo, me es imposible...
Si intenta perder peso sin conseguirlo, es sin duda porque le falta un ingrediente. Este ingrediente podría ser una buena flora intestinal. Durante mucho tiempo...
Mas info

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar