Bienvenida   >  Antioxidantes  >  El licopeno reduce el...
22-12-2014

El licopeno reduce el riesgo de padecer determinadas enfermedades crónicas

Lycopene El licopeno pertenece a la gran familia de los carotenoides. Es un pigmento natural que da el color rojo a los tomates, las zanahorias, los pomelos rosas y las papayas. Junto con el betacaroteno y la luteína, es uno de los carotenoides más abundantes en la sangre y determinados tejidos del ser humano. Recientes estudios epidemiológicos asocian el consumo de licopeno y sus niveles en la sangre a una disminución del riesgo de determinadas enfermedades crónicas como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares.

Un potente antioxidante

El licopeno es un antioxidante especialmente eficaz, capaz de combatir la acción de los radicales libres. Así pues, sería dos veces más potente que su primo el betacaroteno y diez veces más potente que el alfatocoferol. Un equipo de investigadores de la Universidad de Dusseldorf mostró que el licopeno es, con mucho, el antioxidante que neutraliza de forma más eficaz el oxígeno singulete, un radical libre especialmente agresivo, derivado del oxígeno.
En un estudio cruzado aleatorizado se seleccionó a sujetos con buena salud que recibieron licopeno en forma de zumo de tomate, salsa de tomate o complementos de origen natural, cada uno de ellos durante una semana. Al periodo de tratamiento siguió una semana de interrupción. Se extrajeron muestras sanguíneas al principio y al final de cada periodo.
Los resultados mostraron un aumento significativo del nivel de licopeno sérico con todos los complementos. El aumento, después de un periodo de una semana, iba del 75 al 145% en comparación con el placebo. Junto al aumento del licopeno sérico se observó además una disminución de la oxidación de los lípidos, las LDL, las proteínas y el ADN. Esta reducción en los niveles de los biomarcadores de la oxidación es una indicación de las propiedades antioxidantes in vivo del licopeno.

Otros mecanismos de acción …

Aunque las propiedades antioxidantes del licopeno sean las principales responsables de sus efectos beneficiosos sobre la salud, cada vez son más numerosos los trabajos de investigación que demuestran que hay otros mecanismos implicados.
En concentraciones nutricionales, el licopeno puede inhibir el crecimiento de células cancerosas humanas al interferir con el factor de crecimiento de progresión celular y este es el caso especialmente de las células cancerosas de próstata, sin que haya pruebas de efectos tóxicos ni de apoptosis celular.
Los estudios1 en células animales y humanas permitieron identificar un gen, la conexina 43, cuya expresión está regulada por el licopeno, que mejora de este modo las comunicaciones intercelulares directas por gap-jonctions. En numerosos tumores del ser humano, las comunicaciones mediante gap-jonctions son deficientes y su recuperación o su regulación se asocia con una disminución de la proliferación de las células tumorales.

Licopeno y cáncer

En 1999 se publicó una revisión2 de la literatura epidemiológica publicada en inglés sobre el consumo de tomate o de productos a base de tomate, los niveles sanguíneos de licopeno y su relación con el riesgo de diferentes tipos de cáncer. Entre los 72 estudios identificados, 57 informaban de una relación inversa entre el consumo de tomates o el nivel sanguíneo de licopeno en la sangre y el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer. 35 de estos estudios eran estadísticamente significativos. Las pruebas de los efectos beneficiosos del licopeno eran más importantes para el cáncer de próstata, pulmón y estómago.
Los datos sugerían que el licopeno podía igualmente ejercer una acción positiva sobre el cáncer de páncreas, colon y recto, esófago, cavidad bucal y útero.

Cáncer de próstata

Al igual que la luteína se concentra en la mácula, el licopeno se concentra en determinados órganos y, en concreto, en la próstata. Los estudios han mostrado una incidencia más baja de cáncer próstata en las poblaciones que consumen grandes cantidad de tomate y productos a base de tomate. Un estudio3 evaluó el consumo de diferentes carotenoides alimentarios en 47 894 profesionales sanitarios que no tenían cáncer de próstata y lo comparó con el riesgo de padecer esta enfermedad. El licopeno es el único carotenoide que tiene incidencia: cuanto mayores eran las cantidades consumidas, más bajo era el riesgo de cáncer.
Los investigadores de la Universidad de Berna informaron de que in vitro el licopeno asociado a la vitamina E inhibe el crecimiento de dos tipos diferentes de células cancerosas de próstata. Si está solo, el licopeno no tiene ningún efecto. Diversos estudios han relacionado el licopeno con un menor riesgo de cáncer. Uno de estos estudios, el Washington County Study, mostró que las personas con las concentraciones más importantes de licopeno en la sangre presentaban la mitad de riesgo de sufrir cáncer de próstata que aquellas que tenían las concentraciones más bajas. En las personas de menos de 70 años, este beneficio era incluso aun más grande.
Un equipo del Instituto Kamanos de investigación contra el cáncer, en Detroit (Michigan, EE. UU.) evaluó el efecto del licopeno en pacientes afectados de cáncer de próstata4. Se realizó el seguimiento de 30 hombres que debían someterse a una prostatectomía tres semanas antes de operarse. Recibieron de forma aleatoria 15 mg de licopeno dos veces al día en forma de extracto natural de tomate o un placebo. Tras la operación se analizaron las próstatas para determinar si existía alguna diferencia entre ambos grupos. Los investigadores constataron que en el grupo del complemento con licopeno el volumen de los tumores se redujo. Los niveles de PSA, un marcador biológico utilizado para detectar el cáncer de próstata, también se redujeron.

Protección contra la ateroesclerosis

Recientes estudios epidemiológicos han mostrado una relación inversa entre el consumo de tomate y licopeno, los niveles de licopeno en la sangre y los tejidos adiposos y la incidencia de enfermedades cardiovasculares. Un determinado número de estudios in vitro indicaron que el colesterol puede proteger a las LDL nativas frente a la oxidación y ralentizar la síntesis de colesterol.
En un reciente informe del congreso anual del American College of Cardiology, se analizaron las muestras sanguíneas de cerca de 500 mujeres que participaron en el estudio Women’s Health. Las mujeres con los niveles plasmáticos de licopeno más altos tenían un riesgo un 33% inferior de padecer una enfermedad cardiovascular en comparación con aquellas en las que los niveles eran más bajos.
En un estudio cruzado aleatorizado, 19 adultos con buen estado de salud (10 hombres y 9 mujeres) no fumadores y que no tomaban ni medicamentos ni ningún otro complemento vitamínico, consumieron durante una semana productos tradicionales a base de tomate o complementos nutricionales. Las dosis de licopeno variaban de 20 a 15 mg diarios. El consumo de licopeno, sea cual sea el origen, aumentó los niveles séricos de este nutriente y redujo los niveles de oxidación de los lípidos, las proteínas y el ADN.
La oxidación del colesterol de las LDL disminuía con el aumento de los niveles séricos de licopeno. La oxidación de las LDL desempeña un papel en la formación de las células espumosas y la aparición de la ateroesclerosis, por lo que estos resultados hacen pensar que el aumento del consumo de licopeno puede tener una acción protectora en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y contribuir a la salud cardiovascular.

Fuentes de licopeno y biodisponibilidad

El organismo humano no sintetiza el licopeno, por lo que debe ser aportado por la alimentación. En la naturaleza, el tomate representa la fuente más importante de este nutriente. Los estudios han mostrado que la biodisponibilidad del licopeno era más baja en el tomate crudo que en los productos transformados a base de tomate. Esta biodisponibilidad aumenta todavía más cuando se consume con pequeñas cantidad de lípidos. Además, los estudios indican que la absorción del licopeno puro de síntesis es peor que la del licopeno natural derivado del tomate.


1 Heber D et al, Overview of mechanisms of action of lycopène.Exp Biol Med (Maywod) 2002 nov; 227 (10):920:3.
2 Giovannucci E. et al., Tomatoes, tomato-based products, lycopene and cancer reviews of the epidemiologic literature. J Natl Cancer Inst 1999 ;91 :317-31.
3 Giovannucci E et al., Intake of carotenoids and retinal in relation to risk of prostate cancer. J. Natl Cancer Inst 1995 Dec 6; 87(23):1767-76.
4 Kucuk O. et al. Randomised clinical trial of lycopene supplementation before radical prostatectomy, Cancer epidemiology, biomarkers & prevention, Vol. 10, 861-868, August 2001
Encargar el nutriente citado en este artículo
Lycopene

Acondicionamiento potente y económico Para este nutriente indispensable

www.supersmart.com
Descubre también
13-02-2017
Zinc: una dosis cotidiana para reducir los...
¿Se plantea usted preguntas sobre los suplementos de zinc: qué beneficios tienen, qué efectos, qué eficacia? La cuestión se plantea debido a un estudio publicado...
Mas info
04-09-2019
Unos vasos sanguíneos rejuvenecidos 20 años con...
Un estudio publicado en Hypertension , la revista de la American Heart Association, aporta nuevas pruebas de la eficacia de este complemento alimenticio para disminuir...
Mas info
16-11-2016
La astaxantina es un antioxidante especialmente potente
La astaxantina pertenece a la gran familia de los carotenoides, de la que posee sus potentes propiedades antioxidantes. La astaxantina es producida por varios géneros...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar