Bienvenida   >  Sistema inmunitario, Cansancio e Infecciones  >  ¿Cuántos años tienen sus...
04-09-2019

¿Cuántos años tienen sus pulmones? La historia de su deterioro y lo que usted puede hacer para ralentizarlo

anos pulmones ¿Sabía usted que entre todos sus órganos, los pulmones son los primeros sujetos al envejecimiento? Al igual que la piel, tienen la particularidad de estar expuestos a la mayor presión parcial de oxígeno de todo el organismo. Ahora bien, el oxígeno es un factor de envejecimiento muy conocido.

Todos los animales tienen necesidad de oxígeno para producir energía, pero el mecanismo es imperfecto: genera la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS - del inglés Reactive oxygen species), unos desechos potencialmente tóxicos para el organismo. Estos desechos tienen tendencia a alterar todos los compuestos celulares que les rodean, y hace falta constantemente un ejército de moléculas antioxidantes para impedírselo. Unos antioxidantes que pueden ser sintetizados directamente por el organismo o bien extraídos de los alimentos consumidos.
Desgraciadamente, a veces los antioxidantes se ven sobrepasados por los acontecimientos, y los ROS se encuentran momentáneamente o permanentemente en superioridad numérica (por ejemplo en caso de infección, de contaminación atmosférica, de consumo de tabaco o de enfermedad crónica). Precisamente este desequilibrio es el que permite a los ERO atacar los tejidos circundantes 1, en otras palabras, que los tejidos pulmonares están en primera línea. Además, el epitelio de las vías aéreas es especialmente sensible, ya que los enzimas antioxidantes están bastante débilmente expresados en las células 2.
Frecuentemente, estos desequilibrios son sólo temporales, pero cuando se ponen uno detrás de otro, uno se da cuenta de que los daños a largo plazo son considerables. ¡Y cuanto más numerosos son los daños, menos eficaces son las defensas antioxidantes (ya que “las instrucciones” que han servido para su fabricación se han vuelto ilegibles) y más se acelera el envejecimiento!

El envejecimiento “normal” de los pulmones comienza a los 30 años

¿Qué pasaría si el ser humano estuviese expuesto a una atmósfera exclusivamente compuesta de oxígeno molecular? Las investigaciones han mostrado que se producen rápidamente daños pulmonares en las barreras alveolocapilares y que 24 horas son suficientes para provocar un síndrome de insuficiencia respiratoria aguda 3. Esta toxicidad se explica principalmente por la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) a concentraciones que sobrepasan las capacidades antioxidantes del organismo. Estos desechos ocasionan daños insuperables que desencadenan una reacción inflamatoria muy importante.
Sin embargo, a concentraciones atmosféricas normales, los daños no son nunca muy pronunciados, sobre todo porque los sistemas antioxidantes del organismo logran limitar los daños al máximo. Pero a largo plazo, los pequeños daños se acumulan y se convierten en grandes daños: es el envejecimiento. Los telómeros (implicados en la longevidad) se recortan, los mecanismos de reparación no funcionan ya también, los sistemas antioxidantes se debilitan, lo que aumenta todavía más los efectos del envejecimiento. Los tejidos pulmonares se hacen menos elásticos, más permeables: a partir de 30 años, el Volumen espiratorio máximo por segundo (VEMS) disminuye una media de 30 ml todos los años, pero la velocidad de este deterioro se acelera con el tiempo 4-5. Respecto al consumo máximo de oxígeno, éste pasa de 45 ml/min/kg a la edad de 20 años a 18 ml/min/kg a los 80 años (es decir el 60 % menos) 6-7.
Estas cifras son muy elocuentes, pero no reflejan la realidad. En realidad, sus pulmones raramente tienen la misma edad que usted. Muchos otros factores precipitarán y acelerarán este fenómeno natural, aunque personas de 35 años pueden encontrarse con unos auténticos pulmones de “viejos”. Evidentemente, el aspecto genético entra en juego, pero los factores más importantes son con mucho la contaminación atmosférica (especialmente las partículas diésel y el ozono) y el tabaco 8-9: se estima que las especies reactivas de oxígeno se multiplican por 4 en los pulmones de personas mayores fumadoras comparadas con las de personas no fumadoras 2. Es una cifra considerable que contribuye al envejecimiento rápido de los pulmones, y más teniendo en cuenta que la actividad antioxidante de los macrófagos alveolares también disminuye con el tiempo en caso de tabaquismo.

¿Cómo ralentizar este deterioro?

Aparte de dejar de fumar inmediatamente, hay dos grandes medios de oponerse a esta terrorífica cuenta atrás: la actividad física y el consumo de antioxidantes que se supone que neutralizan las especies reactivas de oxígeno (ROS). La actividad física 10 desempeña, a cualquier edad, un papel capital en el mantenimiento y la mejora de las capacidades respiratorias. Cualquier persona que rompa con sus malos hábitos de inactividad física practicando un deporte adaptado a su edad mejora inmediatamente el estado de sus pulmones y ralentiza su deterioro. Sin embargo, puede que el deterioro de la función respiratoria esté tan avanzado que la actividad física no sea ya posible o sea especialmente penosa. Este momento terrible hay que evitarlo a toda costa a riesgo de entrar en una auténtica espiral de envejecimiento acelerado.
El otro medio de oponerse al envejecimiento de los pulmones consiste en aumentar su consumo de antioxidantes . Un nuevo estudio 11 publicado en diciembre de 2017 muestra que el consumo de como mínimo 3 porciones de frutas frescas al día, especialmente tomates y manzanas, ralentiza significativamente el envejecimiento natural de los pulmones y contribuye a reparar algunos de los daños ya ocasionados. Según estos trabajos, el beneficio es todavía más marcado en los fumadores y los ex fumadores.
Estas conclusiones se unen a las constataciones efectuadas por otros investigadores según las cuales el consumo de polifenoles y de carotenoides, las dos grandes clases de fitonutrientes con propiedades antioxidantes, está asociado a una mejor funcionalidad pulmonar y a una ralentización del deterioro 12-15. ¿Es esto una sorpresa realmente, cuando se sabe que estos fitonutrientes son moléculas antioxidantes producidas por las plantas para defenderse contra las agresiones (insectos, enfermedades, rayos ultravioletas) o suficientemente interesantes para incitar a los animales a comer sus frutos? Además, hay muchas clases de estos. Si uno confía en el estudio citado anteriormente, dos de estos parecen destacarse para la protección de los tejidos pulmonares:
  • Los flavonoides , que son una categoría de polifenoles. En el estudio mencionado, los investigadores atribuyen los efectos beneficiosos de las manzanas a su contenido de flavonoides. Estos fitonutrientes antioxidantes se encuentran en diversas frutas o en complementos como los Concentrados de polifenoles de manzana.
  • Los licopenos, que son una categoría de carotenoides. Se encuentran en abundancia en los tomates, que son los frutos mencionados en el estudio como los más eficaces contra el deterioro respiratorio. Además, hay unos complementos de licopeno cuya misión principal es prevenir las enfermedades y el envejecimiento celular.
Por otra parte, la investigación ha mostrado lo importante que es asociar los antioxidantes entre ellos, para beneficiarse de sus efectos sinérgicos. En la práctica, esto debe evidentemente traducirse en un gran consumo de frutas y verduras frescas, pero ciertos complementos como la AntiOxidant Synergy (Sinergia antioxidante) se apoyan en estos datos asociando extractos naturales que contienen muchos polifenoles y carotenoides.
Como puede ver, nunca es demasiado tarde para oponerse al deterioro, sobre todo cuando afecta a una actividad tan primordial como la respiración. Una buena función respiratoria es esencial para mantener una actividad física moderada, que influye en prácticamente todas las funciones del organismo, incluidas la calidad de la respuesta inmunitaria y la longevidad.



Referencias
1. Halliwell B, Gutteridge JMC. Free radicals in biology and medicine, 2e ed.. Oxford, UK : Clarendon, 1989.
2. Aubier M, Marthan R et al. BPCO et inflammation: mise au point d’un groupe d’experts. Les mécanismes de l’inflammation et du remodelage, Revue des Maladies Respiratoires Volume 27, numéro 10 pages 1254-1266 (décembre 2010) Doi : 10.1016/j.rmr.2010.10.004
3. Deby-Dupont G, Deby C, Lamy M. Données actuelles sur la toxicité de l’oxygène. Réanimation, 2002, 11, 28-39.
4. Dockery DW, Ware JH, Ferris BG, et coll. : Distribution of forced expiratory volume in one second and forced vital capacity in healthy, white, adult never-smokers in six U.S. cities. Am Rev Respir Dis 1985 ; 131 : 511-20.
5. Enright PL, Konmal RA, Higgins M, Schenker M, Haponik EF. Spirometry reference values for women and men 65 to 85 years age : cardiovascular health study. Am Rev Respir Dis 1993 ; 147 : 125-33.
6. Prefaut C, Masse-Biron J : Aptitude physique aérobie et vieillissement. Sciences et Sports 1989 ; 4 : 185-91.
7. Astrand PO, Hallback I, Kilbom A : Reduction in maximal oxygen uptake with age. J Appl Physiol 1973 ; 35 : 649-54.
8. Sherman CB, Xiping Xu, Speizer FE, Ferris BG, Jr., Weiss ST. Dockery DW : Longitudinal lung function decline in subjects with respiartory symptoms. Am Rev Respir Dis 1992 ; 146 : 855-9.
9. Griffith KA, Sherrill DL, Siegel EM, Manolio TA, Bonekat HW, Enright PL : Predictors of loss of lung function in the elderly : the cardiovascular health study. Am J Respir Crit Care Med 2001 ; 163 : 61-8.
10. Guénard H. Rouatbi S. Aspects physiologiques du vieillissement respiratoire, Revue des Maladies Respiratoires Vol 21, N° 5-c3 - novembre 2004 pp. 813
11. Garcia-Larsen V, Potts JF, Omenaas E, et al. Dietary antioxidants and 10-year lung function decline in adults from the ECRHS survey. Eur Respir J 2017; 50: 1602286 [https://doi.org/10.1183/ 13993003.02286-2016].
12. Garcia-Larsen V, Amigo H, Bustos P, et al. Ventilatory function in young adults and dietary antioxidant intake. Nutrients 2015; 7: 2879–2896.
13. Tabak C, Smit HA, Heederik D, et al. Diet and chronic obstructive pulmonary disease: independent beneficial effects of fruits, whole grains, and alcohol (the MORGEN study). Clin Exp Allergy 2001; 31: 747–755.
14. Mehta AJ, Cassidy A, Litonjua AA, et al. Dietary anthocyanin intake and age-related decline in lung function: longitudinal findings from the VA Normative Aging Study. Am J Clin Nutr 2016; 103: 542–550.
15. Shaheen SO, Jameson KA, Syddall HE, et al. The relationship of dietary patterns with adult lung function and COPD. Eur Respir J 2010; 36: 277–284.
Encargar los nutrientes citados en este artículo
AntiOxidant Synergy

Una potente defensa antioxidante polivalente.

www.supersmart.com
Lyc-O-Mato® 15 mg

Acondicionamiento potente y económico Para este nutriente indispensable

www.supersmart.com
Apple Polyphenols

Los polifenoles de manzana podrían aumentar la longevidad

www.supersmart.com
Descubre también
03-01-2018
Los 8 secretos de las personas que...
Cada año, las mismas personas parecen librarse milagrosamente de las epidemias de gripe o de gastroenteritis. En realidad, la suerte no tiene nada que ver...
Mas info
24-06-2019
La PEA, el analgésico natural universal
Más conocida por las iniciales PEA, la palmitoietanolamida es un potente principio activo natural descubierto en 1957. Desde su descubrimiento, esta sustancia es regularmente objeto...
Mas info
07-08-2019
La disbiosis: ¿un factor de riesgo de...
Se habla de disbiosis cuando hay un desequilibrio de la microbiota intestinal. También conocida con el nombre de flora intestinal, esta microbiota participa en el...
Mas info
Síganos
Seleccione su idioma
esfrendeitnlpt

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar