Bienvenida   >  Desintoxicación  >  Pesticidas: el envenenamiento sigue...
06-06-2018

Pesticidas: el envenenamiento sigue avanzando. ¿Cómo reaccionar?

pesticidas ¿Pensaba usted que el consumo de pesticidas estaba disminuyendo estos últimos años? Desengáñese: a pesar de las grandes promesas y de las pruebas de su nocividad que se acumulan, éste sigue aumentando prácticamente en todos los países de Europa y ya alcanza niveles históricos.

Con 78.000 toneladas pulverizadas en sus campos, España es la campeona de Europa de la utilización de pesticidas, delante de Francia (75.000), Italia (64.000), Alemania (46.000) y Polonia (23. 000).

El impacto de los pesticidas en el medioambiente y en la salud

Nunca había Europa extendido tantas de estas moléculas tóxicas en su suelo, y las consecuencias comienzan a ser dramáticas .


En primer lugar para nuestro medioambiente : cada año, Europa gasta miles de millones de euros en potabilizar un agua cada vez más contaminada (1). Los pesticidas se acumulan en las capas freáticas y alteran el ciclo de la vida en todas sus etapas (2), contribuyendo plenamente a la 6ª extinción masiva que afecta actualmente al planeta. Todavía se encuentran en nuestros cursos de agua concentraciones de atrazina, una molécula prohibida desde 2003, y se calcula que todavía habrá que esperar cerca de 50 años antes de que ésta desaparezca completamente (3) ...


Y en segundo lugar para nuestra salud , a la que este consumo afecta de pleno. Se ha creído durante mucho tiempo que la exposición crónica a los pesticidas, a través de los alimentos que ingerimos o del agua que bebemos, no tenía ninguna consecuencia, pero hoy en día, el sentido común ha triunfado.


Ningún estudio ha podido determinar claramente el efecto de tal exposición a muy largo plazo para la salud, y mucho menos si se tiene en cuenta la sinergia de todos los pesticidas a los que nos enfrentamos.


En primer lugar, porque hay un tiempo de latencia importante entre la exposición a los productos y la aparición de las enfermedades (4), como para el tabaco y el amianto en su tiempo. En segundo lugar, porque son estudios costosos que no beneficiarían a ninguna empresa. Por otra parte, presenciamos estrategias de influencia del lobby agroindustrial (5) que tienen un aire de ser las mismas de siempre pero que desgraciadamente siguen funcionando tan bien como siempre…


Por tanto, hay que basarse en una multitud de estudios de una duración menor para intentar prever o sospechar de los efectos a largo plazo. Al proceder de esta manera es cuando el Centro internacional para las investigaciones sobre el cáncer de la OMS, alertado por las maldiciones cada vez más numerosas que afectan a los agricultores, ha podido clasificar como cancerígenos probables (grupo 2A) o posibles (grupo 2B) numerosos herbicidas e insecticidas utilizados en gran cantidad en Europa así como en Estados Unidos (6).


¿Cómo actúan los pesticidas en el organismo?

Uno de los mecanismos de acción susceptibles de explicar este carácter cancerígeno implica al estrés oxidativo: una vez en el organismo, los pesticidas posiblemente aumentan la producción de especies reactivas (7) capaces de desnaturalizar el ADN de las células reduciendo el sistema antioxidante que contribuye a neutralizarlas (8). Este mismo desequilibrio es el que posiblemente es responsable de los trastornos del embarazo ya bien identificados (9) tales como la mortalidad embrionaria, el aborto prematuro, la mortalidad fetal, las malformaciones fetales, la premadurez (en constante aumento), el poco peso al nacimiento (10-11), pero también del desarrollo del cáncer (12) así como de las enfermedades neurodegenerativas (13).


¡Y este efecto cancerígeno no está reservado a los agricultores! Este efecto se produce igualmente cuando los pesticidas son ingeridos a través de alimentos contaminados. En este caso también, varios estudios han mostrado que esto no era una leyenda: se encuentran niveles inquietantes de glifosato (el pesticida abundantemente utilizado por los agricultores y que estará prohibido en Europa en 2023), así como algunos de sus metabolitos en la orina de personas que sin embargo no manipulan este producto en la vida diaria (14) en Europa, así como en Estados Unidos. Unos investigadores incluso han podido comparar los niveles de este pesticida en 1996 y en 2016 en un centenar de personas. ¿Con qué resultados? Un aumento de aproximadamente 1.200 % en 20 años (15) (de 0,024 μg/L à 0,314 μg/L).


Unos estudios realizados en animales también han mostrado que una exposición crónica a concentraciones muy bajas de glifosato posiblemente provoca unos daños hepáticos importantes, lo que contribuye especialmente a aumentar el riesgo de esteatohepatitis no alcohólica (NASH) (16), que, ya sea por casualidad o no, está avanzando mucho en el ser humano. En cambio, se sabe poco de la exposición cutánea a largo plazo en la que los residentes vecinos de las fumigaciones son los primeros afectados. Pero también en esta situación, el caso se parece al del amianto hasta el punto de confundirse con el mismo (17) …


Evidentemente, los pesticidas recientemente clasificados como cancerígenos probablemente se prohibirán en los años que vienen (éste será normalmente el caso del glifosato en Europa), pero todo lleva a creer que éstos serán sustituidos por otros productos cuya nocividad deberá ser demostrada de nuevo…


El recorrido clásico de un pesticida es desgraciadamente conocido:


  • Se comercializa un producto A.
  • Se sospecha que el producto A es cancerígeno.
  • El producto A se acumula en el suelo, los cursos de agua y los organismos vivos.
  • Pasan decenios antes de que un número suficiente de estudios dé la voz de alerta.
  • El producto A se beneficia de una autorización temporal antes de ser prohibido progresivamente.
  • El producto A es sustituido por un producto B susceptible de seguir el mismo camino.

¿Qué hacer para protegerse de los pesticidas?

Todo indica que hay que actuar rápidamente antes de que una crisis ecológica o sanitaria acabe por obligarnos a ello.


A nivel de la sociedad , es urgente comenzar a tomar decisiones valientes: el auténtico poder de cambio no está realmente en las manos de los actores principales sino en las nuestras. Elegir alimentos procedentes de la agricultura ecológica, es incitar a los agricultores y a los ganaderos a que abandonen un sistema aberrante y tóxico, pero también incitarles a que se pasen a métodos de producción sostenibles y saludables. Y evidentemente, es también el mejor medio de minimizar la ingesta de pesticidas en el organismo…


A nivel individual, es igualmente urgente que usted aumente sus posibilidades de escapar al cáncer y al conjunto de las enfermedades relacionadas con el estrés oxidativo. Para ello, hay dos métodos compatibles y ricamente documentados: aumentar su consumo de frutas y verduras (evidentemente ecológicas) , y recurrir a complementos antioxidantes .


Unos estudios in vitro e in vivo muestran que los nutrientes antioxidantes pueden reducir los daños infligidos por las especies reactivas de los pesticidas. Éstos proporcionan una auténtica protección cuando el estrés oxidativo es anormalmente elevado (18), lo que sucede en caso de exposición crónica a pesticidas (19), pero también en caso de estrés crónico, de mala alimentación o de mala calidad de sueño. Hemos retenido varios complementos antioxidantes que han sido satisfactorios en los estudios que trataban específicamente del estrés oxidativo asociado con contaminantes medioambientales:

  • La melanina del té (20) (por vía oral durante 14 días)
  • La curcumina y la quercetina (21) (por vía oral durante 60 días)
  • La vitamina A, vitamina E y vitamina C (22-23) (por vía oral durante 30 días)
  • El resveratrol (24) (por vía subcutánea durante 5 días)
  • Los flavonoides (25) (estudio in vitro durante 6 horas)

Referencias:

  1. Bommelaer Olivier, « Le coût des pollutions agricoles », Pour, 2012/1 (N° 213), p. 61-64. DOI : 10.3917/pour.213.0061. URL : https://www.cairn.info/revue-pour-2012-1-page-61.htm
  2. Schott Céline, Billen Gilles, « Agriculture et qualité des eaux dans le bassin de la Seine : une résistible dégradation ? », Pour, 2012/1 (N° 213), p. 45-52. DOI : 10.3917/pour.213.0045. URL : https://www.cairn.info/revue-pour-2012-1-page-45.htm
  3. Veillerette François, « Pesticides chimiques : quels enjeux pour la gestion de l'eau ? », Pour, 2012/1 (N° 213), p. 75-82. DOI : 10.3917/pour.213.0075. URL : https://www.cairn.info/revue-pour-2012-1-page-75.htm
  4. Dominique Desbois, « Exposition aux pesticides : de l’insuffisance des statistiques de santé publique aux promesses des applications mobiles de santé », Terminal [En ligne], 120 | 2017, mis en ligne le 17 mai 2017, consulté le 22 mai 2018. URL : http://journals.openedition.org/terminal/1657 ; DOI : 10.4000/terminal.1657
  5. Foucart, S. (2017). Ce que les « Monsanto Papers » révèlent du Roundup. Le Monde, 18 mars.
  6. Guyton, K.Z. et al. (2015). Carcinogenicity of tetrachlorvinphos, parathion, malathion, diazinon, and glyphosate. The Lancet Oncology 16(5): 490-491.
  7. Wells, P.G., McCallum, G.P., Chen, C.S., Henderson, J.T., Lee, C.J., Perstin, J., Preston, T.J., Wiley, M.J., and Wong, A.W. Oxidative stress in developmental origins of disease: teratogenesis, neurodevelopmental deficits, and cancer. Toxicol. Sci. 2009; 108: 14–18
  8. Ciftci O, Ozdemir I, Tanyildizi S, Yildiz S, Oguzturk H. Antioxidative effects of curcumin, β-myrcene and 1,8-cineole against 2,3,7,8-tetrachlorodibenzo-p-dioxin-induced oxidative stress in rats liver. Toxicology and Industrial Health. 2011;27(5):447–453.
  9. Al-Gubory, KH Environmental pollutants and lifestyle factors induce oxidative stress and poor prenatal development. Reproductive BioMedicine Online (2014), http://dx.doi.org/10.1016/j.rbmo.2014.03.002
  10. Agarwal, A., Aponte-Mellado, A., Premkumar, B.J., Shaman, A., and Gupta, S. The effects of oxidative stress on female reproduction: a review. Reprod. Biol. Endocrinol. 2012; 10: 49
  11. Al-Gubory, K.H. and Garrel, C. Antioxidative signalling pathways regulate the level of reactive oxygen species at the endometrial-extraembryonic membranes interface during early pregnancy. Int. J. Biochem. Cell Biol. 2012; 44: 1511–1518
  12. Bassil K.L., Vakil C., Sanborn M., Cole D.C., Kaur J.S., Kerr K.J., 2007. Cancer health effects of pesticides, Canadian Family Physician 53.10, p. 1704-1711.
  13. Mostafalou S., Abdollahi M., 2013. Pesticides and Human Chronic Diseases : Evidences, Mechanisms, and Perspectives. Toxicology and Applied Pharmacology 268.2, p. 157-177.
  14. Niemann L, Sieke C, Pfeil R, Solecki R. A critical review of glyphosate findings in human urine samples and comparison with the exposure of operators and consumers.J Fur Verbraucherschutz Leb. 2015;10:3-10. https://link.springer.com /article/10.1007/s00003-014-0927-3. Accessed September 13, 2017.
  15. Mills PJ, Kania-Korwel I et al. Excretion of the Herbicide Glyphosate in Older Adults Between 1993 and 2016, JAMA October 24/31, 2017 Volume 318, Number 16
  16. Mesnage R, Renney G, Séralini GE, Ward M, Antoniou MN. Multiomics reveal nonalcoholic fatty liver disease in rats following chronic exposure to an ultra-low dose of Roundup herbicide. Sci Rep. 2017;7:39328.
  17. « La stratégie criminelle des industriels de l’amiante », P. Herman et A. Thébaud-Mony, Le Monde diplomatique, juin 2000, pp. 20-21.
  18. Cutler RG, Mattson MP. Measuring oxidative stress and interpreting its relevance in humans. In: Cutler RG, Rodriguez H, editors. Oxidative Stress and Aging. River Edge, NJ, USA: World Scientific; 2003.
  19. Poljšak B., Fink R. The Protective Role of Antioxidants in the Defence against ROS/RNS-Mediated Environmental Pollution, Oxid Med Cell Longev. 2014; 2014: 671539.
  20. Hung Y, Huang GS, Sava VM, Blagodarsky VA, Hong M. Protective effects of tea melanin against 2,3,7,8-tetrachlorodibenzo-p-dioxin-induced toxicity: antioxidant activity and aryl hydrocarbon receptor suppressive effect. Biological and Pharmaceutical Bulletin. 2006;29(11):2284–2291.
  21. Ciftci O, Ozdemir I, Tanyildizi S, Yildiz S, Oguzturk H. Antioxidative effects of curcumin, β-myrcene and 1,8-cineole against 2,3,7,8-tetrachlorodibenzo-p-dioxin-induced oxidative stress in rats liver. Toxicology and Industrial Health. 2011;27(5):447–453.
  22. Murugesan P, Muthusamy T, Balasubramanian K, Arunakaran J. Studies on the protective role of vitamin C and E against polychlorinated biphenyl (Aroclor 1254)—induced oxidative damage in Leydig cells. Free Radical Research. 2005;39(11):1259–1272.
  23. Sridevi N, Venkataraman P, Senthilkumar K, Krishnamoorthy G, Arunakaran J. Oxidative stress modulates membrane bound ATPases in brain regions of PCB (Aroclor 1254) exposed rats: protective role of α-tocopherol. Biomedicine and Pharmacotherapy. 2007;61(7):435–440.
  24. Ishida T, Takeda T, Koga T, et al. Attenuation of 2,3,7,8-tetrachlorodibenzo-p-dioxin toxicity by resveratrol: a comparative study with different routes of administration. Biological and Pharmaceutical Bulletin. 2009;32(5):876–881.
  25. Ramadass P, Meerarani P, Toborek M, Robertson LW, Hennig B. Dietary flavonoids modulate PCB-induced oxidative stress, CYP1A1 induction, and AhR-DNA binding activity in vascular endothelial cells. Toxicological Sciences. 2003;76(1):212–219.
Algunas fórmulas como AntiOxidant Sinergy (Sinergia antioxidante) contienen varios de estos antioxidantes, además de otros compuestos naturales conocidos, como los extractos de pepita de uva o la epigalocatequina galato del té verde. Éstas no están destinadas únicamente a combatir los daños de los pesticidas ya que también tienen como objetivo reducir las especies reactivas producidas por el estrés, la contaminación, el humo de tabaco, la mala alimentación, el alcohol, los rayos ultravioletas (UV) del sol, etc.


Nosotros estamos expuestos cada vez más a los pesticidas y la mayoría de las personas no son ni siquiera conscientes de que éstos los absorben en su alimentación …” ha deplorado recientemente Paul Mills, uno de los investigadores que estudia el contenido de glifosato en nuestro organismo. Puede quedarse tranquilo: ustedes ya están al corriente…

Encargar los nutrientes citados en este artículo
Super Quercetin 500 mg

Una fuente pura, una concentración óptima y propiedades más amplias

www.supersmart.com
FlavoFight 250 mg

Unos flavobióticos para mejorar la flora y la inmunidad intestinales

www.supersmart.com
Ester C 600 mg

Forma no ácida y cuatro veces mejor absorbida de vitamina C

www.supersmart.com
Resveratrol 20 mg

El fitonutriente más eficaz y mejor estudiado para mantener y proteger la salud

www.supersmart.com
Descubre también
22-02-2017
Combatir el estreñimiento crónico y mantener un...
En la época de Luis XIV, un gran estreñido crónico, los médicos que lo cuidaban tenían por costumbre preguntarle «¿Cómo vais?», que se sobreentendía como...
Mas info
18-06-2018
Las 10 frutas y verduras que hacen...
Usted ya lo sabe después de haber leído nuestro expediente sobre los pesticidas , el envenenamiento de todo el planeta continúa avanzando a un ritmo...
Mas info
01-02-2017
Contaminación, intoxicación, esta sustancia protege incluso de...
El 22 de abril de 1915, hacia las 17 horas, las tropas coloniales francesas de Martinica apostadas en las trincheras del frente de Ypres, vieron...
Mas info

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar