Bienvenida   >  Próstata  >  El extracto de raíz...
01-11-2017

El extracto de raíz de ortiga es beneficioso para la salud de la próstata

Nettle El extracto de raíz de ortiga (Urtica dioca) se utiliza de forma generalizada en Europa para tratar la hipertrofia de próstata. Más de 20 estudios clínicos han demostrado que, solo o combinado con otras plantas, mejora los síntomas clínicos de la hipertrofia benigna de próstata o la prostatitis. La comisión E alemana y el ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) recomiendan su utilización específicamente para aliviar los problemas urinarios asociados la hipertrofia benigna de próstata.

La raíz de ortiga y toda la planta se han utilizado en la medicina tradicional como astringente, diurético y tónico. En tiempos de Hipócrates, la ortiga se empleaba para tratar mordeduras y picaduras. Los herbolarios europeos la utilizan en infusión para los problemas respiratorios y los indígenas americanos la usan como ayuda durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Un desequilibrio entre estrógenos y andrógenos

Al principio se creía que la hiperplasia benigna de próstata sólo aparecía porque una forma activa de testosterona, denominada dihidrotestosterona (DHT), estimulaba el crecimiento celular. La testosterona es convertida de forma sistemática en DHT por una enzima conocida por el nombre de 5-alfa-reductasa. Esta forma se une de manera mucho más activa a los lugares de las células de próstata que regulan su crecimiento. Cuando la DHT se une a estos sitios, activa factores de crecimiento denominados insulin-like growth factor 1 (IGF-1) que estimulan la proliferación celular. Los trabajos indican que unos niveles elevados de este factor también pueden ser un indicador de riesgo de cáncer de próstata.
Pero con la edad la producción de testosterona disminuye. Además, los niveles de testosterona libre y fisiológicamente activo se reducen de manera aún más brusca a causa de un aumento de las uniones a la proteína denominada sex hormone binding globulin (SHBG). A partir de los 40 y hasta los 70 años, la testosterona libre disminuye en torno a 1% cada año. Por tanto, hay que encontrar otro factor que también contribuya a la aparición de la hipertrofia benigna de próstata.
La respuesta se encuentra en el desequilibrio que se crea con los años entre los niveles de estrógenos y los de testosterona. En los tejidos en los que aparece la hipertrofia benigna de próstata, los estrógenos aumentan con la edad y actúan sobre los tejidos estimulando el crecimiento de las células de la próstata.
El papel de la SHBG es mantener un equilibrio hormonal dinámico. La SHBG se enlaza o se une a las hormonas y las transporta hacia diferentes sitios de receptores sobre las membranas celulares de todo el organismo, donde se pueden utilizar de diferentes maneras. El efecto depende de la hormona a la que se enlace y del sitio al que la transporte el receptor. Así por ejemplo, en el hombre, los estrógenos y la dihidrotestosterona ligadas a la SHBG son transportados por lo general hacia sitios de receptores de la próstata; si la cantidad es excesiva, pueden incitar a las células de los tejidos de la próstata a dividirse y a crecer rápidamente, lo que tiene como resultado una hipertrofia benigna de la próstata.
En el hombre y la mujer menopaúsica, la mayoría de estrógenos se producen a partir de los andrógenos. En concreto, la mayoría del estradiol se genera a partir de la testosterona. Es lo que se denomina el fenómeno de aromatización, por la enzima que lo desencadena, la aromatasa. Por tanto, el estroma de la próstata, además de recibir estrógenos a través de la circulación sanguínea, los produce mediante la aromatización.

Diferentes mecanismos de intervención

Determinadas fracciones del extracto de raíz de ortiga inhiben el crecimiento de células prostáticas humanas, pero el mecanismo de esta acción que podría poner en juego las lectinas sigue sin conocerse.
Las investigaciones indican que la raíz de ortiga puede interferir con o bloquear un determinado número de estos procesos químicos relacionados con las hormonas e implicados en la aparición de la hipertrofia benigna de próstata. En los estudios clínicos, el extracto de raíz de ortiga mostró su capacidad de detener la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona (mediante la inhibición de la enzima necesaria para su conversión) y para unirse directamente a la SHBG, lo que le impide unirse a otras hormonas.
Otros trabajos evocan la posibilidad de una interacción en dos sustancias presentes en la raíz de ortiga y las proteínas séricas que se unen a los andrógenos (como el SHBG), interacción que podría conducir a una variación de la concentración de andrógenos libres. El extracto de raíz de ortiga puede impedir que la SHBG ya enlazada a una hormona se una a sitios receptores de la próstata1.
En una serie de artículos, investigadores alemanes identificaron un componente de la raíz de ortiga, el (-)-3,4-divanilitetrahidrofurano, que tiene una afinidad de enlace muy fuerte con la SHBG2.
El extracto de raíz de ortiga puede disminuir la producción de estrógenos (estradiol y estrona) inhibiendo la actividad de la aromatasa. Al menos cinco componentes de la raíz tienen actividades inhibidoras de la aromatasa de débiles a moderadas, lo que permite disminuir la conversión de los andrógenos en estrógenos3.
También se ha sugerido que los esteroides u otros componentes hidrófobos de los extractos de raíz de ortiga podrían inhibir la actividad de la membrana Na+, k(+)ATPase de la próstata, lo que causaría la interrupción del crecimiento4.
El efecto antiproliferativo sobre las células prostáticas cancerosas de un extracto metanólico se observó en un modelo in vivo y en un sistema in vitro5. Un extracto acuoso podría inhibir la actividad de la adenosina desaminasa (ADA) del tejido prostático6.

Más de 15.000 hombres lo han probado con resultados positivos

Diversos estudios en los que participaban un total de 15.000 hombres con una hipertrofia benigna de próstata mostraron que la raíz de ortiga lograba unas mejoras significativas en el tamaño de la próstata, la frecuencia urinaria, micciones nocturnas y residuo postmiccional7. La utilización tradicional en Alemania del extracto de raíz de ortiga en el tratamiento de los problemas de próstata animó la realización de numerosos ensayos clínicos.
Así, se incluyó a 41 pacientes con hipertrofia benigna de la próstata en un estudio a doble ciego controlado con placebo. Los pacientes presentaban un flujo urinario máximo de 15 ml/segundo y una puntuación media de 18,2 en la escala IPSS (siglas de International prostate symptom score). Una puntuación IPSS de 0 a 7 se considera como ligeramente sintomática, de 8 a 19 como moderadamente sintomática y de 20 a 35 como muy sintomática.
Al final del ensayo, el flujo urinario máximo había aumentado en un 66,1% (pasando del 10,9 al 18,1 ml/segundo) en el grupo tratado con el extracto de raíz de ortiga en comparación con el 36,6% (pasando de 12,3 al 16,8 ml/segundo) en el grupo que recibió placebo. Las puntuaciones medias IPSS disminuyeron dos veces más en el grupo tratado (de 18,2 a 8,7) que en el de placebo (de 17,7 a 12,9)8.
Un estudio multicéntrico, aleatorizado, a doble ciego y controlado con placebo realizó un seguimiento de un año de 146 pacientes con hipertrofia benigna de próstata. Estos recibieron a diario y de forma aleatoria 459 mg de un extracto de ortiga o un placebo. Los resultados mostraron que el extracto podía considerarse una opción terapéutica segura para la hipertrofia benigna de próstata, en especial para reducir los síntomas irritantes y por sus efectos antiproliferativos9.
Un estudio en animales de laboratorio mostró que el extracto de ortiga podía inhibir (54,4%) una hiperplasia benigna de próstata artificialmente causada en ratones10. Estos resultados sugieren que el extracto podría utilizarse a la vez como prevención y como tratamiento.
En un estudio a doble ciego controlado con placebo realizado en Irán, 558 hombres recibieron durante seis meses un placebo o un extracto de raíz de ortiga. Al final de este periodo de seis meses, a los pacientes que recibieron placebo se les administró extracto de ortiga. Todos siguieron este tratamiento durante un total de 18 meses. Los resultados subrayaron que el extracto de ortiga era más eficaz que el placebo en todas las medidas de gravedad de la hipertrofia benigna de próstata11.

Asociado al sabal

En Europa, el extracto de raíz de ortiga se utiliza con frecuencia asociado al sabal. Esta combinación se justifica porque la raíz de ortiga actúa principalmente a través de la vía alternativa de señalización en las células de la próstata mientras que el sabal interviene sobre la primera vía de señalización, limitando la actividad del DHT. De hecho, la raíz de la ortiga se ocupa de la vertiente estrogénica de la hipertrofia de próstata, mientras que el sabal se ocupa de la vertiente androgénica. Ambas plantas tienen efectos antiinflamatorios.
Un estudio aleatorizado y a doble ciego comparó los efectos de una asociación de sabal y de ortiga con los de la finasterida, un tratamiento farmacológico clásico, en 543 pacientes que padecían hipertrofia benigna de próstata de estadio I o II. Los dos tratamientos se mostraron igual de eficaces en diferentes parámetros: tasa de flujo urinario, duración de la micción, puntuaciones IPSS y evaluación de la calidad de vida de los pacientes. La eficacia de ambos tratamiento aumentó con la duración del tratamiento. Así, la puntuación IPSS media pasó de 11,8 a 8 tras cuatro semanas de tratamiento con la asociación de plantas, y a 6,5 tras 48 semanas. En el grupo que tomaba finasterida, esta puntuación pasó de 11,8 a 8 al cabo de 24 semanas y a 6,2 tras 48 semanas. Los pacientes soportaron mejor el tratamiento combinando ambas que utilizando sólo la finasterida, que provocó una disminución de la libido, disfunciones sexuales que incluían impotencia en determinados pacientes12.
Un amplio estudio observacional en el que participaron 419 urólogos realizó un seguimiento de 2030 con una hipertrofia benigna de la próstata de leve a moderada. Durante 12 semanas, todos los pacientes han recibido una mezcla de sabal y de raíz de ortiga. Al final del estudio se observaron mejorías y, especialmente, un aumento del flujo urinario máximo del 25,8 % y del flujo urinario medio del 29 %, una disminución del residuo postmiccional del 44,7 %, unas micciones nocturnas del 50,4 %, una disuria (dificultad para miccionar) del 62,1 %. El 86% de los pacientes han presentado mejorías.



Références :
1. Hryb D.J. et al., The effect of extracts of the roots of the stinging nettle (Urtica dioica) on the interaction of SHBG with its receptor on human prostatic membranes, Planta Med., 1998 Feb, 61(1): 31-2.
2. Schöttner M. et al., Lignans from roots of Urtica dioica and their metabolites bind to human sex hormone binding globulin (SHBG), Planta Med., 1997 Dec, 63(6): 529-32.
3. Gansser D. et al., Aromatase inhibitor from urtica dioica roots, Planta Medica, 1995, 61(2): 138-140.
4. Hirano T. et al., Effects of stinging nettle root extracts and their steroidal components on the Na+, k(+)-ATPase of the benign prostatic hyperplasia, Planta Med., 1994, 60(1): 30-3.
5. Konrad L. et al., Antiproliferative effect on human prostate cancer cells by stinging nettle root (Urtica dioica) extract, Planta Med., 2000 Feb, 66(1): 44-7.
6. Durak I. et al., Aqueous extract of Urtica dioica makes significant inhibition on adenosine deaminase in prostate tissue from patients with prostate cancer, Cancer Biol. Ther., 2004 Sep, 3(9): 855-7.
7. European Scientific Cooperative on Phytotherapy, ESCOP Monographs on the medical uses of plant drugs, 1st ed., ESCOP, Exeter, UK, 1997, fascicule 2.
8. Engelmann U. et al., Therapy for benign prostatic hyperplasia with nettle liquid, Urology, 1996, 36:287-291.
9. Schneider T. et al., Stinging nettle root extract in long term treatment of benign prostatic syndrome. Results of a randomized, souble-blind, placebo controlled multicenter study after 12 months, Urologe A, 2004 Mar, 43(3): 302-6.
10. Lichius J.J. et al., The inhibiting effects of Urtica dioica root extracts on experimentally induced prostatic hyperplasia in the mouse, Planta Med., 1997 Aug, 63(4):307-10.
11. Safarinejad M.R., Urtica dioica for treatment of benign prostatic hyperplasia: a prospective, randomized, double-blind, placebo-controlled, crossover study, J. Herb. Pharmacother., 2006, 5: 1-11.
12. Sokeland J. et al., Combination of Sabal and urtica extract versus finasteride in benign prostatic hyperplasia (stages I and II). Comparison of therapeutic effectivness in one year double-blind study, Urology A, 1997, 36(4): 327-33.
Encargar el nutriente citado en este artículo
Nettle Root Extract 500 mg

Extracto de raíz de Urtica dioica estandarizada 16:1
Recomendado por la Comisión E del Ministerio de Sanidad alemán para aliviar los problemas urinarios asociados a la hipertrofia benigna de la próstata.

www.supersmart.com
Descubre también
31-03-2018
Próstata: ay, si los hombres supieran...
Mientras que las mujeres saben a ciencia cierta que llegará el día en que tendrán que pasar por la menopausia, los hombres ignoran lo que...
Mas info
22-08-2018
Señores, ¡cuiden su próstata!
Entre los complementos reconocidos por reducir la hiperplasia benigna de próstata (HBP) unos extractos de plantas y nutrientes que han sido objeto de múltiples estudios...
Mas info
08-03-2011
El zinc se asocia a un descenso...
Se examinaron los datos procedentes de 525 hombres de menos de 80 años, incluidos en un estudio sueco. A estos sujetos se les había diagnosticado...
Mas info

Gratis

Gracias por su visita, antes de partir

Suscríbase al
Club SuperSmart
Y benefíciese
de ventajas exclusivas :
  • Reciba Gratis nuestra publicatión semanal científica "Nutranews"
  • Promociones exclusivas para los miembros de club
> Continuar